Columnistas

La movilización de las ciencias sociales y la ausencia de Colciencias
Autor: Carlos Arturo Soto Lombana
10 de Noviembre de 2015


Con el tema: Transformaciones democráticas, justicia social y procesos de paz, se desarrolla en esta semana en Medellín, la VII Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales.

Con el tema: Transformaciones democráticas, justicia social y procesos de paz, se desarrolla en esta semana en Medellín, la VII Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales. A instancia de Clacso (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales) se convoca el evento más importante de redes académicas del mundo que trabajan las ciencias sociales; la gran ausente en este evento es Colciencias.


La agenda del evento incluye la participación de personalidades de la talla de los expresidentes Lula y José Mujica y más de 600 investigadores provenientes de varios continentes, con cerca de 25.000 personas inscritas; estas cifras de por sí constituyen a la VII Conferencia de Clacso en el principal evento académico y científico realizado en Medellín en su historia. La VII Conferencia cuenta con más de 300 actividades, entre conferencias, coloquios, paneles y talleres.


Un reconocimiento sincero a Clacso por escoger a Colombia como sede de este importante evento, lo que además se compagina con el tema central del encuentro; además de lo que hoy significa Colombia y Medellín en el concierto internacional, Clacso quiere expresar su apoyo a la construcción de una paz duradera en el país. En palabras de Pablo Gentilli, Secretario Ejecutivo de Clacso: “Hemos elegido Colombia porque queremos manifestar con decisión y sin eufemismos que es inadmisible, en términos democráticos, que una nación latinoamericana permanezca en guerra durante más de medio siglo; una guerra que ha cobrado miles de vidas, millones de desplazados, derechos negados y postergados, injusticias, dolor y una inmensa tragedia ética frente a la cual no podemos mantenernos indiferentes, seamos o no colombianos.”


Importante reconocer la visión de entidades como la Alcaldía de Medellín, la Gobernación de Antioquia y la Unesco, junto a más de 50 instituciones académicas colombianas de referencia nacional e internacional, entre las cuales se destacan la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de Antioquia, la Universidad Javeriana y la Universidad de los Andes, al apoyar la realización de la Conferencia.


Lastimosamente la gran ausente en este acontecimiento académico y científico, fue Colciencias. No hay explicación alguna, y cómo lo dice Pablo Gentilli en su carta pública que remitió a Colciencias en días pasados y que transcribo en algunos de sus apartes, esta ausencia es una muestra del desprecio de la institucionalidad por las ciencias sociales en Colombia.


“Hace ya dos años, intentamos que Colciencias se uniera a este evento, no sólo para ayudar a financiarlo, sino también para hacer, como en las otras 6 Conferencias, de él un espacio de divulgación de la política científica colombiana. En todos los países donde se realizó anteriormente esta Conferencia, durante las últimas dos décadas, fue así. Nunca, ninguna agencia nacional dejó a [sic] apoyar el mayor evento mundial de las ciencias sociales.


Pero a Colciencias, nada le interesó. Por primera vez en la historia de Clacso, una agencia nacional de desarrollo científico no apoyará financieramente nuestra Conferencia. Por primera vez en la historia de Clacso, que ya tiene 50 años desde que fuera creada por la Unesco, una agencia nacional de promoción científica, expresó tanto desprecio por un evento de esta magnitud.


Le recuerdo que este evento tiene como objetivo, además, contribuir con la consolidación y el avance del proceso de paz que vive el país, lo que tampoco parece haberlos sensibilizado demasiado.


Lamentablemente, ante la total falta de respuesta a nuestros pedidos, ante el silencio a nuestros contactos, Clacso enfrentó numerosos problemas financieros para desarrollar este evento. Además, recibió numerosas (innumerables) críticas a vuestra institución por parte de las instituciones nacionales y extranjeras.


Así se hará saber en el evento que tengo el honor de coordinar y que contará con una repercusión internacional bastante superior a la que Colciencias parece haber ponderado. Lamentablemente, la VII Conferencia será el escenario en el que se presentará nuestro profundo rechazo al maltrato y desprecio que la agencia colombiana de promoción científica le he ofrecido a la que es una de las mayores redes académicas del mundo y que generosamente eligió vuestro país para realizar su principal evento.


No sé si este tipo de trato es el que refiere el slogan “Todos por un Nuevo País”, pero imaginábamos que era otro su significado.


Por último, debo decirle que los principales referentes de las ciencias sociales colombianos, cuando expresamos que era nuestro deseo que Colciencias nos acompañara como la gran institución que imaginábamos que era, nos dijeron que estábamos equivocados, que no contaríamos con ningún apoyo. Tenían razón, las declaraciones públicas que nuestra Conferencia y Asamblea emitirán al respecto, no harán otra cosa que tornar pública esta situación.”