Nacional

Colombia closed humanitarian actions on the border
Colombia cerró acciones humanitarias en la frontera
9 de Noviembre de 2015


El Gobierno Nacional anunció que culminaron las acciones humanitarias de atención a expulsados de Venezuela.


Foto: Cortesía 

El Gobierno Nacional hizo un balance de las ayudas ofrecidas a las personas afectadas por el cierre fronterizo con Venezuela.

Redacción EFE


El Gobierno de Nacional anunció ayer el cierre de las “acciones humanitarias” para atender en el departamento de Norte de Santander a los expulsados y retornados de Venezuela tras la clausura del paso fronterizo por esa zona, ordenado por el vecino país.


“Ha sido una labor enfocada al bienestar de más de 6.000 personas que pasaron por los albergues que existieron en Cúcuta y Villa del Rosario”, afirmó el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, según un comunicado difundido por la Presidencia


colombiana.


A Cúcuta y Villa del Rosario, localidades de Norte de Santander que colindan con el estado venezolano de Táchira, llegaron miles de personas tras el cierre fronterizo decretado por el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de las acciones para combatir el narcotráfico y el paramilitarismo en la zona fronteriza.


Márquez señaló que se destinaron alrededor de $20.000 millones (unos 6,9 millones de dólares) en la operación puesta en marcha por las autoridades colombianas.


Según la información, se brindó alojamiento temporal a 6.129 personas, se apoyó a 2.981 familias para su traslado y el de sus enseres a otras zonas del país y se firmaron 4.408 contratos de arrendamiento para los afectados.


Además se expidieron 5.415 documentos de identidad y 507 libretas militares, al tiempo que se prestó atención consular para la reunificación de unas 667 familias.


El informe detalló que fueron vacunadas 4.853 personas contra varicela, influenza y hepatitis A, se brindó atención prehospitalaria y hospitalaria a 10.541 personas y se transportaron 1.449 personas en ambulancia por el corredor humanitario que se creó en la frontera entre ambos países.


Dicho corredor facilitó además el paso de 1.429 niños que estudian del lado colombiano de la frontera.


Las autoridades apoyaron de igual forma a 1.568 personas para su ubicación laboral y a otras 709 que se encuentran en procesos de formación.


El cierre comenzó con los pasos fronterizos de Cúcuta con las ciudades venezolanas de Ureña y San Antonio del Táchira y continuó con los que comunican a los departamentos colombianos de La Guajira y Arauca con los estados de Zulia y Apure, respectivamente.


Como consecuencia del cierre fronterizo, más de 22.000 colombianos han salido de Venezuela entre expulsados y retornados, según fuentes oficiales colombianas.



Venezuela ratifica el estado de excepción en la frontera

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ratificó la constitucionalidad de la prórroga del estado de excepción decretado en agosto en zonas de la frontera con Colombia cerradas por orden del presidente del país, Nicolás Maduro.


La Sala Constitucional del TSJ, según un fallo publicado en la Gaceta Oficial, sostuvo que la prórroga por otros sesenta días “atiende de forma prioritaria aspectos de seguridad ciudadana, económicos y de defensa integral del territorio”.


“Resulta proporcional y pertinente” tal prórroga decidida por Maduro “para que el Estado continúe ejecutando las medidas necesarias que garanticen los derechos constitucionales”, destaca el fallo de la principal instancia judicial del país.


Estos derechos, precisa, aluden “al acceso a bienes y servicios de calidad, a la salud, a la vida y a fortalecer una sociedad justa y amante de la paz”.


La prórroga regirá entre noviembre y diciembre en los municipios Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Capacho Nuevo, Capacho Viejo y Rafael Urdaneta del estado Táchira, fronterizo con Colombia.


Maduro argumentó su orden de cerrar la frontera por Táchira y varios municipios de otros estados asimismo limítrofes, e instaurar en todos ellos el estado de excepción, en el combate al contrabando de alimentos, medicinas y combustible hacia Colombia, así como a la violencia delictiva de grupos paramilitares.


El cierre de la frontera, que Maduro ha dicho que mantendrá hasta que su Gobierno y el de su colega colombiano, Juan Manuel Santos, acuerden políticas conjuntas, comenzó el 19 de agosto por Táchira y luego se extendió a los estados Zulia, Apure y Amazonas, por donde pasa la línea divisoria, de poco más de 2.200 kilómetros en total.