Nacional

Ortega pide paciencia con Colombia por fallo de la CIJ sobre límite marítimo
6 de Noviembre de 2015


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió hoy paciencia con Colombia para que acate la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que modificó los espacios marítimos entre ambos países en el Caribe.


"Ya en Nicaragua cumplimos con el procedimiento en la Asamblea Nacional de convertir en Ley el fallo de la Corte. Colombia tiene que pasar por ese proceso... lo entendemos perfectamente bien", dijo Ortega al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador colombiano en Managua, Carlos Eduardo Salgar Vargas.


El mandatario nicaragüense sostuvo que entiende "las contradicciones que genera la política interna en los países", en referencia a los temas de soberanía y territorialidad.


"Y entendemos que hay que tener paciencia para que finalmente se den las condiciones para que ese fallo de la Corte sea ratificado por el Parlamento colombiano", agregó.


En noviembre de 2012, el máximo tribunal de las Naciones Unidas modificó los límites marítimos de Nicaragua y Colombia en el Caribe, dejando bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Bogotá en 2007.


A Nicaragua le otorgó una franja marina en esa zona, rica en pesca y otros recursos naturales, que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados, y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.


El presidente Juan Manuel Santo ha dicho que ese fallo "no es aplicable y no será aplicable" hasta que no se celebre un tratado que respete los derechos de los colombianos y que deberá ser aprobado de conformidad con lo señalado en la Constitución colombiana.


La Constitución colombiana establece en su artículo 101 que los límites de la nación "solo podrán modificarse en virtud de tratados aprobados por el Congreso, debidamente ratificados por el presidente de la República".


Ortega recordó que después de ese falló "ha tenido la oportunidad de conversar con el presidente Santos y he encontrado en él la voluntad de hacer cumplir ese fallo, esa sentencia".


Asimismo, el líder sandinista dijo que tiene "toda la voluntad de mantener el diálogo, las comunicaciones con el pueblo y Gobierno de Colombia, como la hemos logrado mantener, a pesar de quienes han tratado de boicotear, de bloquear, este diálogo", aunque no precisó a quiénes se refería.


Tras el fallo de noviembre de 2012, Nicaragua interpuso otras dos querellas contra Colombia, una por el supuesto incumplimiento del fallo y otra reclamando una plataforma continental más allá de las 200 millas.


En su defensa, Colombia argumenta que la Corte no es competente para resolver esas diferencias. EFE