Columnistas

Parques del R韔, un llamado a la sensatez
Autor: Luis Fernando M鷑era L髉ez
2 de Noviembre de 2015


La ciudad de Medell韓, con sus entes descentralizados, ha construido durante d閏adas grandes obras de infraestructura basadas en estudios t閏nicos, sociales y econ髆icos serios, para atender las necesidades reales de la comunidad.

luisfernandomunera1@une.net.co


La ciudad de Medellín, con sus entes descentralizados, ha construido durante décadas grandes obras de infraestructura basadas en estudios técnicos, sociales y económicos serios, para atender las necesidades reales de la comunidad. De esa manera se ha convertido para otras ciudades del país y del exterior en modelo de desarrollo visionario y eficaz. Sin duda, esas obras han contribuido al progreso material y al desarrollo de la comunidad.


Por ello sorprende y preocupa el tono con que se ha manejado la discusión sobre un proyecto tan importante como Parques del Río y la manera como se ha polarizado en posiciones enfrentadas y divergentes: los ataques a personas e instituciones, e incluso los juicios de valor, han sustituido el análisis basado en argumentos serios y sustentados.


Parques del Río es un buen proyecto y forma parte de un concepto urbano moderno para Medellín, plasmado en el nuevo POT. Sin pretender ser exhaustivo destaco que ese proyecto incorpora una visión de ciudad que procura devolverle el espacio público al ciudadano, con prelación sobre los vehículos; aumentar el índice de superficie de parques por habitante; estimular la concentración de la población cerca del río Aburrá, tanto para vivienda como para aprovechamiento del amoblamiento y los servicios urbanos, y priorizar el transporte público sobre el particular, entre otros objetivos. Y todo eso está muy bien.


Sin embargo, también se ha planteado, y yo comparto esa inquietud, que Parques del Río es un proyecto formulado fundamentalmente con base en criterios urbanísticos y muy poco en criterios de ingeniería. Y por ello, con dicho proyecto la ciudad está corriendo el riesgo de incurrir en errores graves que tendrán consecuencias negativas permanentes. 


En ese contexto, recojo y resumo tres propuestas elaboradas por el ingeniero Rodrigo Salazar Pineda, que deberían ser tenidas en cuenta antes de que el Municipio de Medellín adjudique el segundo tramo del proyecto, como pretende hacerse en las próximas semanas:


1. Parques del Río debe mantener dentro del corredor multimodal del río las líneas férreas de carácter nacional. No bastan las líneas férreas que hoy contempla el proyecto, que son solamente el tren regional y el tren suburbano. Se requerirían al menos cuatro carrileras y hoy tienen sólo dos. Falta también prever la construcción de la estación central. Eliminar en ese sistema los ferrocarriles nacionales, como hoy lo hace Parques del Río,  es asestar un golpe mortal a la competitividad internacional de Medellín. Sería un error muy costoso que pagarían las generaciones futuras.


2. Parques del Río no debe mezclar en el corredor multimodal las vías de atravesamiento del valle de Aburrá con la arteria urbana. Esa mezcla, tal como está en el proyecto actual, será fuente permanente de conflictos de tránsito, y de accidentes.


3. No es necesario ni conveniente soterrar el sistema multimodal para construir el parque en la superficie. En el costado oriental del río frente a la Alpujarra pueden dejarse en la superficie los sistemas vehicular y férreo actuales, y construir encima de ellos unas plataformas elevadas para las plazoletas, ciclovías y jardines del parque. Esta solución es mucho más fácil y barata que enterrar las vías.


Vale la pena insistir también en lo expresado en esta columna acerca del riesgo de inundación de los tramos soterrados si ocurren inundaciones simultáneas en el río Aburrá y en las quebradas La Picacha, La Hueso, Iguaná y Santa Elena.


Rodrigo Salazar Pineda ha trabajado en forma seria en pro de la ingeniería de vías y tránsito en Medellín y el valle de Aburrá durante más de cincuenta años. Tiene el mérito de ser uno de los principales padres espirituales y materiales del Metro de Medellín. Sus criterios técnicos siguen teniendo todo el rigor y sus ideas conservan total validez.


Señores alcalde de Medellín y director de Planeación Municipal, por favor dense la oportunidad de revisar el proyecto con base en las ideas del ingeniero Salazar Pineda, antes de adjudicar el contrato del segundo tramo de Parques del Río. El proyecto y la ciudad saldrán ganando.