Columnistas

EPM: elecciones y promesas
Autor: Guillermo Maya Muñoz
19 de Octubre de 2015


EPM, sin duda, no solo es la empresa de servicios públicos más importante de Medellín y Antioquia en términos patrimoniales, cerca de 40 billones de pesos (40.000.000.000.000), sino también de Colombia.

EPM, sin duda, no solo es la empresa de servicios públicos más importante de Medellín y Antioquia en términos patrimoniales, cerca de 40 billones de pesos (40.000.000.000.000), sino también de Colombia. Además, EPM tiene presencia en algunos países latinoamericanos con inversiones importantes, corriendo riesgos políticos, ambientales y cambiarios serios. 


Desde el punto de vista presupuestal, y el gasto social, Las transferencias de EPM al municipio son igualmente cuantiosas, cerca de un billón de pesos (1.000.000.000.000) anuales y cada vez más los alcaldes quieren mayores transferencias de EPM para financiar lo que se les ocurra, pirámides en la oriental, fachadas de bibliotecas que se caen, etc. ¿Cuánto cuesta el gasto publicitario de Parques del Rio?


Si se pregunta a los candidatos por la Alcaldía de Medellín ¿Haría usted una privatización de EPM por acciones, estilo Ecopetrol? todos responderían que no, que ni riesgos, que eso no se toca, como respondieron en los conversatorios programados por el sindicato de profesionales de EPM (Sinpro), el pasado septiembre, y que los medios de Medellín no se dignaron cubrir, a pesar de su alegada inclusión social y de ser voceros de la comunidad.


Los políticos medellinenses no se atreven en elecciones a plantar algo diferente al no. Por ejemplo, aquellos que aprobaron la fusión de UNE-EPM con Tigo-Millicom en 2013, como Bernardo Guerra (hijo) y Fabio Humberto Rivera, ahora dicen que la condición para adherir a la candidatura de Juan Carlos Vélez es que no se privatizará EPM, de acuerdo con Nacho, comentarista político de El Mundo. Incluso, Alonso Salazar también promete lo mismo, cuando en su Alcaldía se estaba promoviendo desde EPM que en la reforma de la ley de servicios públicos se introdujera un articulito que permitiera privatizar las empresas de servicios públicos, al estilo de ISA, Isagén y Ecopetrol. Todo es cálculo político, electoral. 


Sin embargo, parte de EPM si se ha privatizado, las comunicaciones, la mitad de su línea telefónica fija y de su servicio de televisión por cable es de los suecos de Millicom que apenas aparecieron por estas montañas hace unos diez años, con una mano atrás y otra adelante para comprar a OLA, pidiendo préstamos a EPM, es decir a usted, y a ETB (un poco más de 400.000.000.000 pesos). 


Todo comenzó, después del fracaso de Sergio Naranjo de privatizar a EPM en 1995, con la separación de los servicios de telefonía y comunicaciones de la matriz EPM, que Sergio Fajardo hizo en 2005, y que se bautizó como UNE, para que en el inconsciente colectivo se fuera borrando la palabra EPM, y entonces la privatización fuera sencilla, y no tuviera transcendencia.


En 2006 se vendió el 50% + una acción de OLA (EPM-ETB), que presaba servicios de telefonía móvil,  a Millicom que asumió el control de la compañía sin pagar un solo centavo por la prima de control, como se hace en todos lados del mundo, y cambió la marca OLA por su propia marca Tigo, y en Medellín nadie dijo nada en contrario. Se perdió toda la inversión de posicionamiento de la marca OLA. 


Por otro lado, Millicom como socio controlante de Tigo Colombia Móvil perdió un billón de pesos (1.000.000.000.000) hasta 2010, según un informe de Contraloría de Bogotá. Finalmente, en 2013, por propuesta del alcalde Aníbal Gaviria se aprobó la fusión entre UNE (EPM) y Tigo (Millicom), privatizando el 50% y se le dio el control a Millicom por 150 millones de dólares (Ahora si cobraron la prima de control, bajando el valor de UNE), una compañía sueca radicada en el paraíso fiscal de Luxemburgo. El alcalde Gaviria había prometido que no privatizaría EPM, pero privatizó a UNE, lo que es lo mismo.


¿En qué empresas electorales andan quienes votaron por la fusión de UNE con Millicom? En casi todas. Si quiere saber sus nombres puede buscar en internet la crónica: Aprobada en segundo debate fusión UNE-Millicom, publicada por EL MUNDO, 9 de mayo de 2013. 


Sin embargo, las promesas de que EPM seguirá siendo pública continuarán hasta que algún  alcalde, revestido con la bendición de los poderosos grupos económicos de Medellín, que consideran a EPM como parte de su patrimonio colectivo, sus gremios locales, Proantioquia, Cámara de Comercio, etc,  y el poder mediático, determine que hay que darse la pela, y que el capital político es para gastárselo por el bien de Medellín y de Antioquia, y que no podemos ser inferiores al momento histórico. El “nosotros” siempre sirve para que el oyente se identifique con el emisor del mensaje como iguales. Claro, hay unos más iguales que otros.


Los políticos con “futuro” sirven los intereses de los poderosos. En Medellín es “donde los grandes grupos económicos (…) hacen aportes grandes” a las campañas políticas (Grupos económicos, los que más aportan en campaña, elcolombiano.com, octubre 15/2015). Además, por eso hay que aceitar las maquinarias con la mermelada, puestos, contratos, embajadas, para que a todos les toque. Los ciudadanos vuelven y votan.