Mundo deportivo

More number one than ever
Más número uno que nunca
19 de Octubre de 2015


Con un claro 6-2 y 6-4, en una hora y 18 minutos de partido, el serbio Novak Djokovic venció ayer en la final al francés Jo-Wilfried Tsonga y ganó por tercera vez el Másters 1.000 de Shanghái.


Foto: EFE 

Aunque aceptó saber que no va a ganar todos los torneos en los que participa, Novak Djokovic comentó que “ahora tengo mejores oportunidades, porque sé que me puedo ajustar al juego de cualquiera”.

EFE


El poderío del número uno del tenis mundial esta temporada está más que probado. Lleva ya nueve títulos en lo que va de año, cinco de ellos Másters 1.000, y acumula 25 de esta categoría en su carrera, superando en uno al suizo Roger Federer y amenazando el récord del español Rafael Nadal (27).


Incluso, el mismo Novak Djokovic aseguró ayer, tras firmar por tercera vez el “doblete” chino, que "han sido las dos mejores semanas” de su vida.


El serbio ganó ayer el Másters 1.000 de Shanghái y hace una semana se había impuesto en el Abierto de Pekín, con los que además estableció récord de puntos del circuito mundial de la ATP, con 16.785 (que ostentaba él mismo desde septiembre pasado, en el Abierto de EE.UU.), por lo que repitió que este es un excelente momento en su vida.


“Creo que en términos de estos dos torneos de estas semanas (Pekín y Shanghái), estas han sido las dos mejores semanas de mi vida, de mi carrera”, declaró: “creo que he jugado mejor tenis que nunca en estas dos semanas, en términos de doblete, de verdad, así es como lo siento”.


“La energía estuvo genial”, añadió, “no me cansé, siempre tuve un montón de intensidad, de concentración, con un alto nivel de rendimiento desde el primer partido en Pekín al encuentro de hoy. Estoy muy satisfecho con la manera en la que he jugado, es algo que me anima a seguir adelante y ojalá a mantener este nivel”.


En cuanto al partido de ayer, el serbio anotó que “la clave estaba en devolver todos los servicios que pudiera, porque Tsonga es uno de los mejores servidores en este deporte”, y “lo ha demostrado en el segundo set y algún punto de ruptura en el primero”.


Con todo, “en general me sentí siempre en control sobre el partido, como si lo hubiera hecho todo bien: gané muchos de mis juegos de servicio de manera muy cómoda, y simplemente no le permití meterse en el ritmo y en el partido”, analizó.


Sin embargo, Nole aceptó que “obviamente, no quiero dejarme arrastrar por el éxito, porque quiero seguir jugando a este nivel durante muchos años, y sé que una de las cosas que tienes que hacer para seguir jugando a un alto nivel es permanecer determinado y comprometido con este estilo de vida que, obviamente, no es fácil, viajando todo el tiempo”.