Fútbol en el Mundo

Colombia, for a booty at Centenario
Colombia, por un botín al Centenario
Autor: Javier Ramirez
13 de Octubre de 2015


Las grandes ausencias, de lado y lado, marcan el juego de hoy en Montevideo, pero esa situación no merma el nivel de exigencia y mucho menos la trascendencia del juego en el camino a Rusia 2018.



Juan Guillermo Cuadrado es el ejemplo de la velocidad y la dinámica que necesita hoy Colombia para contrarrestar las bondades del fútbol uruguayo.

Fotos EFE

En este camino no caben las dudas ni las especulaciones. Hoy le faltan a Uruguay dos de sus jugadores más emblemáticos, Luis Suárez y Edinson Cavani, y a Colombia su principal referente, James Rodríguez, pero los dos seleccionados llegan de ganar y eso confirma que el potencial en cada bando es igual de valioso porque todos los convocados están en condiciones de actuar y todos quieren empezar a sumar méritos para estar en Rusia 2018.


Suárez y Cavani no estarán por sanción, el primero por su mordisco a Chiellini en el pasado Mundial de Brasil, y el segundo por el incidente con el chileno Jara durante la última edición de la Copa América. La Celeste tampoco contará con Cristian el Cebolla Rodríguez, por lesión, ni el volante Egidio Arévalo Ríos, impedido por los niveles de corticoides en su organismo debido al tratamiento a que es sometido por una dolencia en la columna vertebral.


Además de James Rodríguez, lesionado de su rodilla derecha, el seleccionador colombiano José Pékerman, tampoco tiene en plenitud a Falcao García, lejos de su nivel desde aquella lesión que lo sacó del Mundial de Brasil, ni al creativo Macnelly Torres, quien completó un mes sin jugar también por una lesión de rodilla.


Martín Cáceres fue el autor del primer gol de la Eliminatoria sudamericana hacia Rusia 2018, cuando abrió el camino del triunfo uruguayo ante Bolivia.


Pero tanto Colombia como Uruguay ya demostraron en la primera jornada de la Eliminatoria hacia el Mundial 2018, que tienen suficiente plantel para mantener sus aspiraciones. Colombia le ganó 2-0 a Perú y Uruguay venció a Bolivia por ese mismo marcador en la altura de La Paz, lo que quiere decir que el que salga ganador hoy en el Centenario podría ser incluso líder solitario de la clasificatoria sudamericana.


Y Colombia va por ese “botín” a la capital uruguaya, un escenario que sin duda le ha resultado difícil a lo largo de la historia, pero en el que hoy quiere celebrar como en aquel 74 cuando ganó por única vez con gol de Willington Ortiz.


“Tenemos un gran  respeto por Uruguay, así no esté algún jugador, porque la historia lo ha demostrado. Uruguay ha jugado siempre con su estilo y ha sido un equipo ganador. Las ausencias a veces motivan a otros jugadores a tener un rendimiento altísimo, así que no vamos a pensar en ausencias sino en respetar a los que jueguen, porque quien lo haga tiene que tener las condiciones para rendir bien”, indicó ayer el seleccionador José Pékerman destacando también que Colombia llega a este partido con “los jugadores en buenas condiciones y la confianza siempre en alto”.


Y al ser consultado sobre el peso de las ausencias en la forma de jugar de ambos equipos, Pékerman fue preciso al señalar que “los estilos no van a cambiar, lo que puede cambiar es el aspecto individual de un jugador, pero en las ideas de los entrenadores y en la forma de competir sabemos qué es lo que nosotros necesitamos”.


En cuanto al proceso de recambio que le ha tocado iniciar en esta Eliminatoria, por lesiones o bajo nivel de algunos experimentados, el seleccionador consideró que “pensamos que esta renovación se puede ir dando acompañada de los futbolistas de experiencia, y si estas situaciones las podemos ir manejando sería muy bueno para la Selección, sin pensar que sería una renovación total”, aunque aceptó que “no va  a ser fácil (ese cambio) en desarrollo de una Eliminatoria, pero tengo confianza de que lo podamos ir logrando”.




Colombia lo sentirá

Redacción-EFE


Aunque aceptó que las ausencias son grandes de lado y lado, el seleccionador uruguayo Óscar Washington Tabárez quiso quitarle protagonismo a esa situación y en cambio reiteró que lo realmente importante para ambos equipos es lo que hagan con el plantel disponible. 


“Se clasifica con puntos y no con jugadores que faltan o con jugar bien y qué lástima que perdimos”, dijo con rotundidad Tabárez acerca de la merma que pueden suponer las bajas en el juego de su equipo.


De hecho, consideró que Colombia también podría sentir la ausencia de James Rodríguez, un jugador que en su intuición influye en distintas facetas del juego.


“Él influye mucho más, no tanto en la posesión, sino en agregarle cosas al juego, como es el último pase, los remates desde media distancia, los cambios de frente... puede ser que ellos también lo sientan, pero creo que nosotros tenemos que trabajar mucho para tratar de limitar al rival”, valoró el técnico.


Tabárez aseguró que el juego de hoy en el Centenario va a ser “difícil”, pero señaló que jugar como local “puede tener su influencia”, aunque matizó este argumento al indicar que “no es un valor absoluto” al hacer referencia a la victoria de Uruguay por 0-2 frente a Bolivia en La Paz, en 3.600 metros de altitud y donde nunca antes habían ganado al combinado andino.