Economía

Of every $100, $15 is paid in logistics
De cada $100 se pagan $15 en logística
Autor: Duván Vásquez
12 de Octubre de 2015


El tiempo cesante en el cargue y descargue es una de las dificultades que mayor costo le generan al sector transporte. El Gobierno toma nota de esto y planea encontrar soluciones en un pacto por la competitividad logística que espera desarrollar.


14,97% de una venta es lo que cuesta en Colombia el proceso logístico para el comercio exterior, así lo reveló la Encuesta Nacional Logística 2015 que fue presentada por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) en el 40 Congreso Anual de Colfecar, realizado hasta el pasado viernes en Cartagena.


De acuerdo con el director del DNP, Simón Gaviria, la logística en el país tiene tres componentes que concentran el 74% de sus costos: el transporte y distribución (37%), el almacenamiento (20%) y compras y manejo de proveedores (17%), mientras que el restante 16% se lo reparten otros tres factores (Ver gráfico).


Esto implica que en el transporte de carga “por cada $100 de ventas, $15 van al proceso logístico”, explicó el Director, quien señaló además que esto pone en desventaja a los transportadores y empresarios porque en países como Estados Unidos o los de Europa, cuesta $8,7 y $11,9, respectivamente. Además, se está por encima del promedio de América Latina que es el 14,7% de las ventas.


En ese sentido, las pequeñas empresas son las que más sufren el rezago competitivo en la logística porque a estas les cuesta el 17,9% de sus ventas, mientras que para las compañías medianas (12,6%) y las grandes (13,3%) les vale menos. 


Una dificultad para el proceso logístico son las demoras en aduanas, como lo manifestaron las 768 empresas que participaron en la Encuesta Nacional Logística 2015.


Según ellas, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) se demora en promedio cinco días en los tiempos de inspección. Esto al compararse con la región deja muy mal parada a la entidad colombiana, ya que Brasil es hasta tres días y en Chile, México y Perú, estos últimos homólogos de la Alianza del Pacífico, máximo hasta dos días.


Todo esto genera que el comercio exterior colombiano tenga altos costos, lo que hace que una empresa lo piense dos veces antes de incursionar en el fuerte mercado internacional.


Tanto así, que en Colombia exportar un contenedor de carga de 35 toneladas vale US$2.355 e importarlo unos US$2.470, según las cifras del DNP, mientras que en Brasil cuesta US$2.322 y US$2.323, México US$1.499 y US$1.888, Chile US$910 y US$860; y Perú US$860 y US$1.010.


A la par que cae el comercio exterior, el transporte siente una disminución en la carga generada.


Tiempos logísticos


Sin embargo, el rezago en materia de infraestructura de transporte no es sólo una piedra en el zapato para los transportadores de carga, ya que encuentran otro tipo de barreras que generan un costo de manera cesante.


Así lo explicó el presidente de la Federación Colombiana del Transporte de Carga y su Logística (Colfecar), Juan Carlos Rodríguez Muñoz, quien señaló que una de las principales trabas del sector son los tiempos logísticos.


“La Encuesta Nacional de Logística determina que un camión tiene que esperar para ser cargado entre tres y cinco horas. Eso significa que entre tres y cinco horas es un lucro cesante”, afirmó el presidente de Colfecar al agregar que “el vehículo cesante está en función, de acuerdo con un decreto que es el 2092 explica si es vehículo rígido o vehículo articulado, y esas tres a cinco horas representan más o menos $322.000 por operación”.


Como son tiempos, son costos. Según Rodríguez Muñoz, “ahí es donde tenemos que aplicarnos para reducirlo de tal forma que haya eficiencia”, pero la razón de las demoras también yacen del mismo punto: la inadecuada o inexistente infraestructura de cargues y descargues.


“Estamos hablando de que las ineficiencias no se le pueden atribuir sólo al transportador sino también al generador y a la cadena de suministros”, reiteró el gremialista quien agregó que “esas demoras no son del industrial necesariamente sino en los puertos y también en los sitios donde se tiene que llevar la mercancía en grandes superficies para descargarla”.


Para contrarrestar ese panorama desalentador para la base empresarial colombiana, la ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, anunció que el Gobierno Nacional propone “un pacto para la eficiencia logística, que hemos venido conversando con la Andi, que hemos traído a Colfecar, y el objetivo es precisamente mejorar los tiempos logísticos”.


“Hay muchos temas aquí que podemos hablar de cerrar brechas. Hay un tema importante y es que Colombia tiene que trabajar también en una operación nocturna. Debemos trabajar 24/7, siete días por 24 horas”, manifestó la jefe de la cartera de Transporte quien señaló que “para lograr eso no lo podemos hacer sólo con política de Gobierno sino también con el compromiso del sector privado, porque necesitamos generar eficiencia en el cargue, descargue y despacho de mercancía en los puertos. Necesitamos que toda la cadena funcione”.


Baja productividad


Además de los rezagos en infraestructura del transporte en Colombia, el vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad, Marco Llinás, manifestó que las dificultades también son por la falta de productividad de las empresas operadoras de los procesos logísticos en el país.


Según él, mientras que en Estados Unidos se necesita un empleado para el proceso logístico, en Colombia se requieren nueve trabajadores. Lo que sucede por la falta de implementación de las tecnologías de la información y las comunicaciones, que podrían reducir los costos.


“Entonces el mal desempeño logístico lo explica no sólo las vías, sino también la incapacidad de llegar a tiempo con los envíos”, dijo Llinás en referencia a las cifras de la Encuesta Nacional Logística que mostró que dos de cada diez pedidos se entregan tarde (Ver gráfico).


Es por eso que si la cadena logística no se prepara también, concluyó Llinás, la inversión de los $60 billones en los megaproyectos viales de Concesiones 4G del Gobierno Nacional no incidirá mucho en que Colombia escale puestos en el ranking del Índice de Competitividad del Banco Mundial -puesto 97 actualmente- y se mantendrá lejos de la visión de ser el tercer país de la región en materia de competitividad logística en 2032.




Nuevos proyectos viales

En el marco del 40 Congreso Anual de Colfecar, la ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, confirmó que en este mes se expedirán dos reglamentaciones.


El primero es un decreto expedido por el Gobierno Nacional en el que se van a establecer los Sistemas Inteligentes de Transporte, con el que se reglamentan los sistemas electrónicos vehiculares, es decir, para que haya legalmente los peajes electrónicos en Colombia.


De otro lado, Abello Vives manifestó que con la segunda resolución se obliga a los vehículos hasta de nueve pasajeros, modelos después de 2017, incluyan frenos ABS y dos airbags frontales para mayor seguridad.


Por su parte, el presidente de Colfecar señaló que estas disposiciones incrementarán los precios de los vehículos, pero que generará un margen de rentabilidad con la protección de la vida de los conductores y pasajeros. Con estas medidas el Ministerio de Transporte suma a su plan de competitividad logística y a los programas de seguridad vial.