Nacional

Reward for assassins of Angela Maya Daza
Recompensa por asesinos de Ángel Maya Daza
12 de Octubre de 2015


El Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, expresó sus condolencias con la familia de Maya Daza e indicó que se investigarán las causas del hecho.


Foto: Cortesía 

Ángel Maya Daza era conocido con el alias de el kiri.

Redacción EFE


La Policía y la Alcaldía de Valledupar ofrecieron cada una 50 millones de pesos por información que lleve a la captura de los asesinos de Ángel Maya Daza, conocido como el kiri, hermano medio del contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, informaron ayer fuentes oficiales.


El alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, dijo a periodistas que la Alcaldía ofrece 50 millones de pesos, en tanto que la Policía aportará otra suma igual.


De acuerdo con información de El Heraldo, Maya Daza recibió dos disparos en las afueras de su vivienda por parte de dos hombres que se movilizaban en motocicleta, hasta donde se trasladó el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, quien por instrucciones del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, liderará la investigación. 


Maya Daza, médico alergólogo, fue gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar y en 2010 fue condenado a seis años de prisión por poner ese centro al servicio de los grupos paramilitares, pena que cumplió en una cárcel de Bogotá.


Posteriormente, en mayo de 2012, la Procuraduría de Colombia lo destituyó de manera retroactiva y lo inhabilitó de por vida para el ejercicio de cargos públicos por sus vínculos con los paramilitares.


Según la investigación disciplinaria, el Hospital fue penetrado por el disuelto Bloque Norte (BN) de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), por testaferros de Alejandro o 101, alias del comandante paramilitar.


Los investigadores también establecieron que era tal la cercanía del médico Maya con mandos de las AUC, que de manera constante los visitaba en un campamento de la zona rural de Valledupar.


Allí, Maya “no sólo se reunía con los comandantes del Bloque Norte, sino que portaba uniformes y armas del grupo, llegando a adelantar prácticas de tiro, entre otras actividades”, señaló en su momento la Procuraduría.


La Policía adelanta las pesquisas y ya tiene al primer sindicado.