Mundo deportivo

Colombia, el gran campeón en dobles
Autor: Redacción EL MUNDO
10 de Octubre de 2015


A pesar de no tener representantes en la final del torneo de sencillos de este Claro Open de tenis, Colombia hizo respetar la casa en los dobles, donde la final la disputaron dos parejas cafeteras.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Nicolás Barrientos y Eduardo Struvay conforman una de las parejas de dobles de Colombia desde 2013.

La dupla colombiana conformada por Nicolás Barrientos y Eduardo Struvay se coronó campeona del torneo de dobles del Claro Open de tenis, que se disputa en el Club Campestre, sede El Poblado, de la ciudad de Medellín.


Barrientos y Struvay derrotaron ayer en el primer juego de la jornada a la pareja conformada por los también colombianos Alejandro Gómez y Felipe Mantilla con parciales 7-6 (6), 6-7 (4) y 10-3 y se alzaron con el trofeo de campeones de dobles de este certamen.


Nicolás Barrientos opinó del juego final que “por el hecho de estar en la final todos venían jugando bien. Veníamos muy atentos, muy preparados. Ellos sacaron bien, tuvimos oportunidades para quebrar, pero respondieron bien, especialmente con los saques y en unas condiciones bastante rápidas. Era cuestión de encontrarse un quiebre, no se dio, pero nos mantuvimos sólidos hasta el final y creo que tuvimos porcentajes más altos que ellos y creo que eso fue lo que hizo la diferencia la final”.


“Estamos muy contentos por haber ganado, jugamos un gran partido y un gran torneo. Como pareja nos hacía falta ganar partidos y torneos este año. El 2014 pasado fue un buen año, tal vez empezamos a sentir un poco la presión de ser los doblistas y como sólo estábamos jugando dobles, eso nos costó un poco. Necesitábamos un torneo así, lo afrontamos y preparamos bien. Día a día fuimos sacando partidos complicados que tuvimos y ahora ganar el torneo es una muy buena sensación”, expresó Eduardo Struvay al final del compromiso.


Según Struvay, el requisito que debe tener una pareja de tenistas para lograr una compenetración que los lleve a ganar torneos es “llevarse bien, tener una buena relación dentro y fuera de la cancha. Jugar dobles es algo de equipo, uno está tal vez más acompañado que en el sencillo, entonces se está un poco más tranquilo. Hay ciertas características que hacen que una pareja juegue bien o mal, yo saco muy bien y Nico devuelve muy bien y ahí nos vamos compenetrando, vamos armando nuestro esquema de juego, de tal manera que seamos buenos, peligrosos”.


Para Nicolás ganar torneos en dobles también “son logros importantes. El dobles tiene mucho mérito, pero creo que para uno poder dedicarse en dobles hay que estar en un ranking muy alto y la única manera de llegar allá es teniendo muy buenos resultados en torneos grandes, pero no es fácil ese paso. Nosotros estamos muy enfocados en nuestra carrera de sencillos, jugamos el doble y lo consideramos muy importante y mientras el doble esté de la mano del sencillo vamos a seguir jugándolo al ciento por ciento”.