Fútbol en el Mundo

A trip with reflection aboard
Viaje con reflexión a bordo
Autor: Javier Ramirez
10 de Octubre de 2015


Las ausencias de Luis Suárez y Edinson Cavani, ambos por sanción, merman el potencial ofensivo del Uruguay que espera a Colombia en Montevideo.


Foto: EFE 

Alexánder Mejía podría ser una de las novedades en el once inicial de Colombia ante Uruguay.

Con el regocijo del primer triunfo, pero también con la certeza de que tendrá que mejorar varios aspectos para buscar un buen resultado el próximo martes ante Uruguay, viajó ayer la Selección Colombia rumbo a Montevideo.


De hecho lo aceptó el seleccionador José Pékerman tras el 2-0 ante Perú, en la primera jornada de la Eliminatoria hacia el Mundial de Rusia 2018: “la Selección está en construcción” y hay que trabajar para conformar “otra vez un equipo importante”, dijo el orientador al recalcar que “tengo confianza en que vamos a crecer y podemos volver a retomar el buen juego”.


Es que la Selección hizo la tarea, ganó el primer partido, que estaba dentro de los cómputos que a priori se hacen pensando en la clasificación, pero tuvo pasajes de incertidumbre que si los peruanos no pudieron aprovechar, seguramente otro rival como Uruguay sí le pasará factura inmediata.


Después de destacar que era “fundamental empezar ganando”, Pékerman confesó que el plan que había trazado incluía “tener más el balón, con precisión y poder ganar profundidad”, lo que no se hizo bien.


Colombia apenas tuvo el balón la primera mitad, perdió precisión en el segundo tiempo y la profundidad fue mínima. Cuando llegó lo hizo a través de la pelota quieta, y en esa línea quiere decir que quedó un déficit.


Otro aspecto a mejorar, tal vez el más importante de cara al partido de este martes, es el de la recuperación. Una labor de todos, porque el fútbol moderno ordena que todos los jugadores deben cumplir tareas de marca y una función específica en ese trabajo, pero el jueves se notó más en la primera línea de volantes porque Carlos Sánchez se vio muy solo. Fredy Guarín no tuvo un buen partido y poco ayudó, por lo que el ingreso de Alexánder Mejía le dio un alivio al mediocampo, lo que permite pensar que el volante de Nacional estaría entre los inicialistas en el Centenario de Montevideo, donde se va a enfrentar a un rival directo, que llega reanimado después de su triunfo 0-2 en los 3.600 metros de altitud de La Paz, donde había ganado por última vez en 1961.


Reflexiones que ciertamente se hicieron dentro del grupo tras el triunfo ante Perú y que seguramente estuvieron a bordo del viaje que  la Selección emprendió ayer rumbo a Montevideo.