Nacional

Government and Farc differ about justice agreemen
Gobierno y Farc difieren sobre acuerdo de justicia
9 de Octubre de 2015


Mientras la delegación de las Farc dice que el Gobierno no ha cumplido su palabra respecto al acuerdo de justicia, la delegación gubernamental insiste en que el documento completo aún requiere ajustes.


Foto: EFE 

Las delegaciones cerraron ayer un nuevo ciclo de negociaciones.

Redacción EL MUNDO - EFE


Los negociadores del Gobierno rechazaron ayer las declaraciones de las Farc, según las cuales el Gobierno estaría incumpliendo su palabra respecto al acuerdo de justicia anunciado en un comunicado conjunto el pasado 23 de septiembre. 


Durante su intervención, tras el fin del ciclo 42 de negociaciones, el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, calificó las declaraciones como una “arremetida verbal injustificada e inaceptable” y reiteró que el documento completo requiere ajustes antes de ser publicado ante el país. “Hubo un acuerdo plasmado de diez puntos, pero respecto del documento largo, jamás se aceptó que se trataba de un convenio cerrado e inmodificable”, aclaró desde La Habana.


Y es que las Farc instaron al Gobierno a cumplir la “palabra empeñada” sobre el acuerdo y los plazos para alcanzar la paz, tras advertir que “obstrucciones artificiales” y “medidas unilaterales” ajenas a la guerrilla pueden entorpecer ese proceso. “Nos preocupa que por razones ajenas a las Farc se produzca un desfase inconveniente entre la plena vigencia del componente de justicia y los plazos que nos hemos impuesto para la firma de la paz”, señaló la guerrilla en una declaración leída por alias iván márquez. 


“Faltan detalles”


Por su lado, De la Calle aclaró que lo que las partes acordaron fueron las “bases” del sistema integral de justicia para la paz, un documento de diez puntos; que se basó en un documento más extenso de 75 puntos, que “la delegación del Gobierno siempre sostuvo que se trataba de un documento en desarrollo que exigía ser terminado y precisado”.


Asimismo, indicó que la noche antes de anunciar el acuerdo, él personalmente les dijo a los negociadores de las Farc: “Al documento le falta, podemos firmarlo y entregarlo a los garantes en el entendido que exige mayores desarrollos y en algunos casos, precisiones” y agregó que la mañana del 23 de septiembre -cuando se anunció el acuerdo con la presencia del presidente Juan Manuel Santos y el líder máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, alias timochenko- se comunicó telefónicamente con el jefe negociador de la guerrilla iván márquez para advertirle que firmaría el documento junto a la anotación “documento en desarrollo”.


De la Calle aclaró los puntos del pacto de justicia en los que las partes todavía no se han puesto de acuerdo, entre los que destacó que el Gobierno rechaza que el secuestro pueda ser objeto de amnistía; el alcance y garantías frente a las ordenes de extradición y las condiciones de la restricción efectiva de la libertad para los que reconozcan sus delitos.


También indicó que el tratamiento de los agentes del Estado en la jurisdicción especial para la paz “no ha sido resuelto y tiene que ser objeto de decisiones en Colombia por parte de las autoridades competentes” y que la elección de los magistrados del tribunal de paz no ha sido acordada.


Entre tanto, la guerrilla sostiene que “no es justo que a estas alturas, obstrucciones artificiales (...) nos hagan perder tiempo valioso”, ni es admisible que se recurra a “medidas unilaterales para resolver asuntos propios de la mesa (de negociación), como está ocurriendo ahora en el Congreso con el tema de la implementación”.


De la Calle señaló, finalmente, que el Gobierno ha propuesto que se reúna de nuevo el grupo de juristas que diseñó el acuerdo, a lo que las “Farc se han negado”. 



Críticas al procurador

Por otro lado, los negociadores de la guerrilla aprovecharon para criticar al procurador Alejandro Ordóñez, por decir que las Farc “siempre han puesto como condición la judicialización del expresidente (Álvaro) Uribe”.


“Porque venimos rechazando el derecho penal del enemigo, las Farc nunca hemos hecho propuesta alguna pensando en un único destinatario sino buscando lo mejor para todo nuestro pueblo y ponerle fin a la impunidad”, indicó la guerrilla que acusó al procurador de “no tener vergüenza”.


“Lo que debiera hacer (el procurador Ordóñez) es posibilitar que se acabe la impunidad de aquellos que se creen vacas sagradas porque detentan el poder”, añadieron.