Editorial

Lo mejor de la educaci髇
8 de Octubre de 2015


Como instituci髇 aliada a estos premios, en EL MUNDO estamos orgullosos con este reconocimiento a quienes reflexionan y construyen educaci髇 de calidad.

Siete instituciones educativas, trece maestros y diez estudiantes recibieron ayer el premio Ciudad de Medellin a la calidad de la educación. Ellos conforman la décima “promoción” de entidades y miembros de la comunidad educativa que han merecido reconocimiento público a su trabajo en busca del perfeccionamiento del proceso educativo y las personas que en él participan, también representan a quienes los integrantes el sistema educativo que permanecen trabajando para construir instituciones y procesos educativos reflexivos y en permanente mejoramiento. 


El arduo y exigente proceso de presentación de proyectos y gestión, evaluación por pares académicos formados especialmente para este proceso y juzgamiento por autoridades reconocidas por su experiencia y respetabilidad entregó los premios Calidad a las instituciones educativas Jesús María El Rosal, oficial, y San José de las Vegas, privada, así como mención en esa categoría a la IE Tulio Ospina, oficial. La IE Santa Elena fue premiada por su mejoramiento mientras que la IE Fe y Alegría Santo Domingo Savio recibió la Medalla Concejo de Medellín a su trabajo en convivencia y paz. El premio Medellín ciudad de los Niños y las Niñas, que reconoce la educación pre-escolar, fue concedido al Colegio Empresarial, que trabaja en cobertura, y a la IE Fe y Alegría, regional Antioquia.


Las experiencias significativas de los maestros Luz  Elena Mosquera Mosquera, Lorena Avilés Romero, Isabel Cristina Betancur y el grupo conformado por Vladimir  Monje López, Martha Ligia Giraldo García, Eder Luis Palencia Cárdenas y Jhon Alexander Prieto, recibieron la medalla Cecilia Lince Velásquez. Los galardones Samuel Barrientos Restrepo se entregaron, por su parte, a Jair Rafael Hoyos Duque, Juan Alejandro González Restrepo, Rubiela Cadavid Arango y el grupo de Fabio Nelson Zapata Grisales y Julio César Montoya Osorio. En esta categoría tuvieron mención especial el grupo de los docentes Esther Lucía Duque Restrepo, José David Villa Díaz, Gloria Sánchez, Maryert Damaris Mosquera Osorio, María Victoria Toro Aguar y Néfer José Ortega Morales. La mención Luis Fernando Vélez Vélez al trabajo en convivencia fue concedida a los maestros Yolmhy Aide Gómez Chalarca, Sandra Samirna Ramírez Rivera, Mileydi Maria Cifuentes Mesa y Diana Lucía Restrepo Muñoz. En la noche de ayer también fueron reconocidos los proyectos pedagógicos de los estudiantes Yaqueline  Posada Espinosa, Sebastián Rodríguez Mazo, María Fernanda Usma Gómez, Maria Cristina Guerra David, Margarita Betancur Mesa, Manuel Sánchez Garcia, Lizeth Juliana Avendaño Montoya, Jose Manuel Murillo Bedoya, David Krisna Garcia y Andrea Lucia Zapata Amaris. Como institución aliada a estos premios, en EL MUNDO estamos orgullosos con este reconocimiento a quienes reflexionan y construyen educación de calidad. 


Si bien quienes tienen consigo la estatuilla que reconoce sus logros, y los importantes estímulos económicos de la Alcaldía de Medellín, son los principales ganadores de la noche, no hay duda de que todos os participantes son ganadores. Las instituciones y personas que participan del proceso del premio lo hacen de un modelo de gestión de calidad dirigido por académicos de gran prestigio, que tienen apoyo de las secretarías de educación y los medios de comunicación, y gestionado por pares que con estudios de posgrado y que han atendido un cuidadoso proceso de formación liderado por la Universidad de Antioquia y apoyado por Proantioquia. Al auto-evaluarse para participar del premio, presentar sus avances a los evaluadores y, lo que ocurrirá a partir de ahora, obtener las observaciones de evaluadores y jurados a sus postulaciones, hace que quienes participan en el proceso se vinculan a un sistema de calidad de la educación en permanente construcción, que reconoce que la meta de construir instituciones educativas y comunidades académicas defensoras de la vida, los derechos y el conocimiento es una tarea inagotable que se perfecciona por el bien común.


Con alegría nos unimos a los premiados, con orgullo reconocemos la transparencia en el proceso de evaluación y entrega de los premios y con nostalgia y afecto nos sumamos a la memoria que ayer se hizo de dos grandes mujeres que trabajaron con ahínco y gran amor por fortalecer el sistema educativo de Medellín, crear oportunidades para los niños y las niñas, y dar su perfil a estos premios, la socióloga y magíster Ana Lucía Hincapié Correa y la sicóloga Martha Liliana Herrera. La continuidad y fortalecimiento de este proyecto es también homenaje a su entrega por la educación.