Nacional

Pope did play a significant role in justice agreement
Papa sí jugó papel significativo en acuerdo de justicia
Autor: Heidi Tamayo Ortiz
29 de Septiembre de 2015


Aún no se ha discutido con las Farc el mecanismo de refrendación de los acuerdos, expresaron los negociadores del Gobierno.


Foto: EFE 

Los delegados del Gobierno realizaron ayer una rueda de prensa en la Casa de Nariño.

El papa Francisco jugó un papel importante en el acuerdo sobre justicia anunciado el pasado miércoles por el Gobierno y las Farc, expresó ayer el jefe de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle. “El Papa jugó un papel muy significativo por la paz e igualmente significativo será en el futuro. El Papa conversó en dos ocasiones con el presidente de la República, estuvo enterado de los desarrollos de la mesa y brindó un gran apoyo moral al proceso de paz. Su mensaje como gran líder espiritual es de búsqueda de la paz con justicia", afirmó. 


Ya el Pontífice había hablado el domingo sobre estas reuniones y manifestó su apoyo a las negociaciones de paz de Colombia. “Cuando recibí la noticia de que en marzo se va a firmar el acuerdo dije: Señor, haz que lleguemos a marzo, que se logre esta bella intención, porque faltan pequeñas cosas pero la voluntad existe, de ambas partes”, apuntó.


Trabajo intenso


A propósito de los seis meses propuestos para la firma del acuerdo, De la Calle apuntó que “si llega marzo y no hay acuerdo, aunque eso es un poco especulativo, lo que sí quedó claro para ambas partes es que tenemos que trabajar a fondo en estos seis meses para lograrlo, sí es posible”. Lo que sí está acordado, reiteró, es que las Farc deben iniciar un proceso efectivo de dejación de armas 60 días después de una eventual firma del acuerdo final. 


Respecto a los anuncios del Ejército sobre el cambio de doctrina, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, sostuvo que “fue un extraordinario acto de lucidez del Ejército abrir esta discusión, porque es algo de sentido común que si estamos enfrentando un escenario de fin de conflicto, lo normal es revisar la manera como opera la doctrina de uso de la fuerza”. 


Asimismo, explicaron que la configuración del Tribunal de la Jurisdicción Especial para la Paz va a ser un proceso muy riguroso y “tendrá que cumplir los estándares normales en términos de autonomía, experiencia y altura moral de los magistrados”. 


Finalmente, Jaramillo dijo que no se va “a aceptar un escenario, como nos da la impresión de que piensan algunas organizaciones, donde aquí despachamos rápidamente a las Farc y nos dedicamos a abrir investigaciones contra agentes del Estado o civiles. Ese no va a ser el escenario, esto no se trata de una cacería de brujas. Se trata de mirar los hechos más graves y significativos del conflicto y de manera equilibrada hacer justicia para todos”.