Columnistas

縋az sin educaci髇?
Autor: Hern醤 C醨denas Lince
26 de Septiembre de 2015


La educaci髇 es el factor fundamental de una sociedad y cuando esta tiene buena calidad la comunidad progresa pero en la actual Colombia cuando se habla de paz se olvida ese elemento b醩ico.

Hay que reconocer que los acuerdos de paz de La Habana son algo maravilloso para los colombianos pero personalmente veo un vacío inmenso e irreparable pues falta algo tan importante y decisivo como la "educación".


Si bien hemos sufrido 60 años de guerra es porque los colombianos tenemos un déficit irreparable en el campo educativo,  tanto para el pueblo pobre como para los ilustres personajes del alto gobierno y de la sociedad. Los primeros que demuestran graves falencias son nuestros actuales maestros escolares de los sectores más humildes pues esos niños a quienes ellos dan clases, por sus errores básicos en educación, se prestan para llegar a ser guerrilleros violentos y secuestradores fatales que están acabando con nuestro futuro.


La educación es el factor fundamental de una sociedad y cuando esta tiene buena calidad la comunidad progresa pero en la actual Colombia cuando se habla de paz se olvida ese elemento básico haciendo que buena parte de la población se convierta en guerrilleros o narcotraficantes. El alto gobierno colombiano debería estar tomando importantes medidas para educar a los educadores en una  forma correcta, ya que los resultados de esta guerra de más de 50 años demuestran contundentemente los errores y vacíos del actual sistema educativo.


Si se mira y se estudia el problema de los altísimos sueldos de legisladores y de altos jueces se deberían tomar medidas para rebajarlos y con ese dinero invertir en capacitación educativa a simples maestros. La gran mayoría de los altos mandos guerrilleros pasaron por colegios y escuelas en donde malos profesores no pudieron formarlos correctamente. La mejor inversión que se podría hacer en la Colombia de hoy sería traer de países prósperos y correctos una cantidad de profesores para capacitar a nuestros actuales maestros. También quiero recordar que la buena educación se puede transmitir por la televisión, la prensa escrita y la radio, lo que debe hacerse en forma amena y de alto nivel cultural.