Política

The polls, at risk
Las urnas, en riesgo
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
17 de Septiembre de 2015


Antioquia es el departamento con el mayor número de municipios en peligro extremo electoral por la trashumancia de votantes.


Definitivamente las elecciones territoriales en Colombia son de alto riesgo pese a los esfuerzos que se han hecho para que los resultados sean transparentes.


Pero los datos son escalofriantes y demuestran la fragilidad de la estructura electoral en las regiones colombianas.


El problema cada cuatro años para los comicios regionales comienza con la inscripción de cédulas, afectadas por el eterno delito del trasteo de votantes, a lo que se suman los fenómenos de violencia contra la libre expresión democrática.


Las cifras son elocuentes. El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, CNE, Felipe García, reclamó que se deben revisar las denuncias en el 65% de los municipios del país por casos de trashumancia electoral, que ascienden a 725 denuncias y así mismo afirmó que hay 1.511 solicitudes de revocatorias de las inscripciones en todo el país.


Allí mismo la Procuraduría alertó que hay municipios del país que superaron el 100% de la inscripción de cédulas con respecto al 2011 por lo que pidió al CNE revisar ese preocupante panorama pre-electoral.


Esta enrarecida antesala se registra en el momento en que la Registraduría Nacional del Estado Civil entregó al CNE la totalidad de la base de datos de los inscritos que se registraron para los comicios del 25 de octubre.


Al respecto dijo que la plataforma tecnológica de inscripción de candidatos permitió cruzar 4.050.000 inscripciones, que ya fueron remitidas al CNE para que verifique casos de trashumancia y otro tipo de irregularidades.


La Registraduría también entregó el precenso electoral a la Procuraduría para que verifique posibles inconsistencias de cara al proceso electoral de autoridades locales.


En Antioquia


Mientras lo anterior sucede en el ámbito nacional, el Departamento de Antioquia no escapa a las debilidades del sistema electoral colombiano.


La Misión de Observación Electoral, MOE, en Antioquia, acaba de revelar que este territorio tiene 60 municipios con riesgo de fraude electoral y 50 municipios que presentan riesgos por violencia.


Pero lo peor de todo, es que es el departamento con mayor número de municipios en riesgo extremo por presunta trashumancia electoral con un total de 24.


El coordinador de la MOE en esta seccional, Fernando Valencia, develó que “en esos municipios es necesario que los esfuerzos institucionales se concentren en la detección temprana de los posibles fraudes electorales y cualquier afectación violenta del proceso electoral”. 


Esa veeduría de la sociedad civil ve con preocupación los municipios que presentan un riesgo extremo por violencia, que son Ituango, Segovia, Medellín, Briceño, Campamento, Tarazá y Yarumal.


Así mismo, encontraron quince municipios con un riesgo alto por violencia. Se trata de Mutatá, Bello, Remedios, Anorí, Dabeiba, El Bagre, San Andrés, San Luis, Toledo, Valdivia, Zaragoza, Apartadó, Cáceres, Angostura y Peque.


Mientras que 28 municipios están en riesgo medio. Son: Amalfi, Argelia, Nariño, Guadalupe, Urrao, Vegachí, Yalí, Yolombó, Caucasia, Copacabana, Itagüí, Sabaneta, Turbo, Santa Rosa de Osos, Uramita, Vigía del Fuerte, Amagá, Barbosa, Buriticá, Caicedo, Caramanta, Carolina, La Unión, Maceo, Nechí, Sabanalarga, San Pedro de Urabá y Támesis.


El informe de la MOE indica que hay 60 municipios en riesgo por factores indicativos de fraude electoral.


Dentro de ellos se encuentran Ituango, Concordia, Granada, San Francisco y Angostura en un riesgo extremo. Además se presentan 19 municipios en riesgo alto: Envigado, Salgar, Anorí, Argelia, Dabeiba, El Bagre, Nariño, San Luis, Toledo, Valdivia, Zaragoza, Cañasgordas, Cocorná, Montebello, Santuario, Sonsón, Peque, Alejandría y Necoclí.


Entre tanto 36 municipios están en riesgo medio: Mutatá, Amalfi, Medellín, Briceño, Campamento, Tarazá, San Andrés, Guadalupe, Urrao, Vegachí, Yalí, Yolombó, Armenia, Betulia, Caracolí, Chigorodó, Cisneros, Don Matías, La Estrella, Pueblorrico, San Carlos, Santo Domingo, Titiribí, Santa Rosa de Osos, Uramita, Vigía del Fuerte, Abejorral, Abriaquí, Belmira, Betania, Caldas, Guatapé, Heliconia, Liborina, San Rafael y Tarso.


Los municipios donde coinciden los riesgos tanto indicativos de fraude, como por violencia son Ituango, Mutatá, Amalfi, Medellín, Briceño, Campamento, Tarazá, Anorí, Argelia, Dabeiba, El Bagre, Nariño, San Andrés, San Luis, Toledo, Valdivia, Zaragoza, Guadalupe, Urrao, Vegachí, Yalí, Yolombó, Angostura, Peque, Santa Rosa de Osos y Uramita.


Y pese a que en Antioquia la tasa de inscripción de cédulas del departamento es menor a la nacional, se destacan cinco municipios que duplican el promedio. Son: Alejandría (216.38%), Vigía del Fuerte (200.14%), Mutatá (195.17%) Buriticá (195,12%) y Sabaneta (180.11%), mientras que el promedio nacional es de 98,31% inscritos por cada mil habitantes.


Para la MOE esos datos pueden ser indicativos de la movilización irregular de ciudadanos para inscribir su cédula en puestos de votación con el fin de controlar su voto, lo que constituye posibles irregularidades electorales.



Debate al CNE

Y mientras se da la batalla a los delitos electorales en Colombia y se alerta sobre los riesgos contra el voto, Medellín será sede mañana de un debate a las fortalezas, debilidades, desafíos y al fortalecimiento institucional del Consejo Nacional Electoral.


La discusión se realizará durante una mesa de trabajo que cuenta con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), del Ministerio del Interior y la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República. Tendrá lugar en el Salón Aquitania del Hotel Portón Medellín, Cra. 43 A No. 9 Sur-51, donde se deliberará entre las 8:00 y las 11:00 de la mañana. 


El objetivo es debatir sobre las reformas a la organización electoral y en particular del CNE. Para este propósito, se han identificado al menos cuatro temáticas para abordar el debate, entre ellas: 


1. Origen de los magistrados 


2. Funciones judiciales


3. Funciones normativas/administrativas


4. Descentralización y desconcentración.


La idea es elaborar una propuesta que quede plasmada en un proyecto de ley.