Nacional

UN (United Nations) and UNASUR give advise to the end of the conflict subcommittee
ONU y Unasur asesoran subcomisión de fin del conflicto
16 de Septiembre de 2015


A la subcomisión que estudia medidas para el fin del conflicto, conformada por integrantes de las Farc y el Ejército, se unió la comunidad internacional, con el fin de asesorar temas como desmovilización, dejación de armas y justicia transicional.


Foto: EFE 

Cortesía Oficina Alto Comisionado para la Paz

Las delegaciones se centran actualmente en el punto de víctimas y fin del conflicto.

Redacción EL MUNDO - EFE


derechoshumanos@elmundo.com


Delegados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para el proceso de paz participan desde ayer como asesores para el tema del fin del conflicto en los diálogos que se adelantan en La Habana y que están en su ciclo 41. 


El exministro de Defensa de Uruguay, José Bayardi, llegó a la mesa de conversaciones como enviado de la organización latinoamericana -cuya presidencia mantiene actualmente su país-, junto al representante de la ONU, el diplomático francés Jean Arnault, según indicaron fuentes cercanas al Gobierno.


Nombrados respectivamente en julio y agosto pasados, Bayardi y Arnault asistirán a las delegaciones del Gobierno y las Farc en el diseño de un sistema de verificación internacional de los acuerdos para el cese definitivo de las hostilidades.


El nombramiento de estos expertos responde a la petición de las Farc y del presidente Juan Manuel Santos, quien ha destacado el “aporte positivo” de la presencia de estos expertos en la mesa de conversaciones.


Víctimas y fin del conflicto


Sobre su presencia en los diálogos, las Farc agradecieron “profundamente” que los organismos internacionales “detengan su mirada en Colombia” y “extiendan su mano generosa” para apoyar la solución del conflicto”.


Sin este “solidario acompañamiento” sería “infructuoso” el esfuerzo por buscar la paz, dijo en nombre de las Farc, Carlos Antonio Lozada, jefe de la Subcomisión Técnica de la delegación guerrillera, al inicio de su primera reunión con los enviados.


Los diálogos de paz prosiguen actualmente en un nuevo ciclo, iniciado el viernes pasado, que continuará trabajando en los temas de reparación a las víctimas y la resolución del fin de conflicto.


En su comunicado diario, la guerrilla instó ayer al Gobierno a conceder a los campesinos las “280.000 hectáreas de tierra en el Caquetá que supuestamente pertenecían a las Farc”; en lugar de otorgarlas a transnacionales extranjeras “en detrimento de la naturaleza y los nativos”.


Las Farc reafirmaron además que la paz no consiste en entregar tierras “sólo para que las empresas extranjeras se lleven la riqueza”.



Romaña, condenado

Ayer también se conoció que el juez séptimo especializado de Bogotá condenó a 33 años de prisión a Henry Castellanos Garzón, alias romaña, uno de los delegados de las Farc en los diálogos de paz de La Habana, por el secuestro hace quince años de una de las hijas del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. La joven Juliana Villegas fue secuestrada a la salida de la Universidad Javeriana de Bogotá, donde estudiaba Ciencias Políticas, y su liberación se produjo el 2 de marzo de 2001 en el departamento del Huila.


En ese entonces, el ministro era presidente de la Asociación Nacional de Industriales de Colombia (Andi), gremio que apoyaba el diálogo de paz con las Farc del presidente de la época, Andrés Pastrana. En 2012 romaña recibió otra condena, a 38 años de cárcel, por su responsabilidad en la cruenta toma guerrillera de Mitú, capital de Vaupés. En esa acción de las Farc, perpetrada el 1 de noviembre de 1998, murieron 19 personas y otras 129, entre policías y militares, fueron secuestradas. 


Romaña, comandante del Bloque Oriental de las Farc, pasó a integrar la delegación de paz de esa guerrilla el 24 de octubre del año pasado con el objetivo de ayudar a preparar el tema del fin del conflicto en los diálogos de Cuba. Para participar en las negociaciones de paz, el Gobierno autoriza la salida de guerrilleros del país y suspende provisionalmente las órdenes de captura vigentes.