Economía

Medellín’s transformation is its great touristic attraction
La transformación de Medellín es su gran atractivo turístico
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
15 de Septiembre de 2015


Medellín recibe hasta este jueves a las principales autoridades de turismo del mundo y aprovecha para mostrarse como un destino de transformación social.

Que los habitantes de la Comuna 13 dejaran de subir 352 escalones para llegar diariamente a su casa y en cambio usaran seis tramos de escaleras eléctricas fue lo que más sorprendió a la prensa internacional que cubre por estos días la Asamblea Anual de la Organización Mundial del Turismo (OMT) en su recorrido por la ciudad. 


Las escaleras eléctricas de la Comuna 13 han sido, además de una solución de movilidad, un agente de unión entre los vecinos.


Ese fue uno de los argumentos para que Medellín fuera seleccionada como la ciudad más innovadora del mundo en 2014 y estos periodistas confirmaron que más allá de ser una solución de movilidad óptima ha sido un espacio para mejorar la vida en comunidad, la seguridad y el sentido de pertenencia de los habitantes de “La 13”.


“El proyecto de las escaleras eléctricas a mí me impresionó mucho, porque de ser un barrio violento y agresivo ha transformado esa imagen y lo ha convertido en un barrio que ha cambiado”, aseguró Giovanny Ibáñez, del periódico guatemalteco Prensa Libre.


Como él, otros 30 periodistas de diferentes latitudes conocieron las escaleras eléctricas, el Sistema Metro y las Unidades de Vida Articulada (Uvas) como ejemplo de una ciudad que se transforma, tema adecuado para esta Asamblea de Turismo que tiene como tema principal la transformación social.




Una ciudad para comer

El programa Medellín sí sabe, liderado por Claudia Márquez Cadavid, primera dama de la ciudad, también está en la agenda para internacionalizar a Medellín como destino turístico. Por eso la prensa internacional almorzó en el restaurante Hacienda y tomó café de Támesis en Café con mucho amor.


“Lo que pueden ver acá es la arquitectura tradicional de las casas antioqueñas y aquí vamos a evocar todo lo que es la cultura antioqueña: la comida, la música, la arquitectura y la vestimenta.  Para nosotros es un orgullo pertenecer al programa de la Alcaldía, Medellín sí sabe, porque nos permite a nosotros darnos a conocer en el ámbito mundial y rescatar los esfuerzos que hacemos nosotros en el día a día para rescatar la cultura antioqueña. A través de este apoyo nosotros nos damos a conocer, nos hacemos más visibles y nos unimos entre los diferentes comercios para trabajar unidos por una sola razón que es traer a la gente a conocer lo mejor de la gastronomía en Medellín”, contó Santiago Ángel, propietario del restaurante Hacienda. 


Para Claudia Márquez, este es un programa ganador: “Es importante mostrar que en Medellín sí sabe la ciudad tiene una ruta gastronómica, porque en cualquier país del mundo uno va a visitar los monumentos, los lugares famosos, las expansiones que se hagan o los museos pero uno también va a comer. Entonces es importante que Medellín empiece a ser reconocida como una ciudad rica gastronómicamente hablando, por eso es importante traer periodistas internacionales a que conozcan todo este proceso de la ruta gastronómica y se vayan con una visión de que nuestra comida nacional también es muy rica y que empecemos a diferenciarnos en otros países por nuestra comida”.


En total, el despacho de la primera dama ha repartido 15.000 mapas de Medellín sí sabe que invitan a comer en 49 lugares “con altos estándares de sazón e higiene garantizada”.


Este proyecto va a ser replicado en Popayán, Ibagué y Barranquilla, ciudades que le pidieron asesoría a la Primera Dama.




Una ciudad para el arte

Los periodistas también conocieron el Museo de Antioquia y la Plazoleta Botero. Ellos, sorprendidos, admiraron el acceso a las manifestaciones artísticas en espacios públicos en pleno Centro de la ciudad.


Juan Esteban Agudelo, comunicador del Museo de Antioquia, les explicó que las donaciones de Botero salvaron al museo de la quiebra, Cuando por taquilla era imposible de sostenerlo, este nuevo aire lo posicionó como uno de los más importantes del país. El Museo tiene hoy 180 obras de Botero y en total alberga 6.000 obras.




Un cambio de percepción

Giovanny Ibáñez escribe para el diario más leído de Guatemala y después de conocer diferentes lugares de transformación en la ciudad afirmó que “la información que nos llega a Guatemala a través de las noticias de Colombia como país es sobre las Farc y las negociaciones de paz que está teniendo con el Gobierno y los incumplimientos que está teniendo. Pero al venir a Medellín creo  que la visión cambia porque en Medellín como ciudad, tal vez no como Nación, está haciendo esfuerzos por darse a conocer al mundo como una ciudad de progreso y de paz. Creo que lo hemos comprobado con sus ciudadanos y con proyectos que han implementado últimamente”.


Por su parte,  Miryam Keling, de República Dominicana, dijo que “en mi país hay mucha gente de aquí que me ha hecho cambiar la forma de ver a Colombia, especialmente Medellín, y aquí confirmé que realmente es diferente a lo que uno ve de violencia, de problema en la calle, de guerrilla. Yo me imaginaba a la guerrilla en todo el país, no que era en la selva, realmente no he visto nada malo y me ha gustado bastante”. 


Mientras la prensa internacional hacía el recorrido por la ciudad, el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, recorrió otros lugares de transformación con Taleb Rifai, secretario general de la OMT, como el tranvía de Ayacucho, el Jardín Circunvalar y la UVA Sol de Oriente, entre otros espacios. Rifai concluyó que “la amabilidad y gentileza de esta ciudad es inequívoca. Vimos personas que tienen muchas dificultades pero sonríen. Como lo decía el Alcalde, quizá no podamos ayudar a todo el mundo a salir de la pobreza, pero podemos ayudarlos a tener esperanza, a sentir justicia e igualdad que son valores más importantes que los materiales. Podemos hacerlos sentir que es un mundo equitativo y que los niños pueden crecer con oportunidades iguales”.




Una ciudad para la memoria

Los periodistas también estuvieron en el Museo Casa de la Memoria y allí conocieron parte de la historia del conflicto que aún no acaba en Medellín. “Somos pioneros en hacer memoria de una guerra sin que esta termine”, dijo Mauricio Ballesteros, comunicador de la Casa de la Memoria.


Impresionados quedaron los periodistas al ver las terribles noticias de la guerra que se han registrado en los medios de la ciudad, de las bombas, de las casas marcadas con siglas de grupos al margen de la ley, de las imágenes del miedo y de la desesperanza. 


“Esto es impresionante. Uno nunca se imaginaría que una ciudad puede cambiar tanto”, aseveró Paulo Roberto Von Atzingen, director del Diário do Turismo de Brasil.