Economía

Agricultural supplies will be kept duty-free
Agroinsumos se mantendrán sin arancel
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
12 de Septiembre de 2015


Hoy entraba en vigencia la imposición de un arancel del 5% a los agroinsumos, según el anterior Decreto 4927 de 2011.


Foto: Cortesía 

Según la Cámara de Agroinsumos de la Andi, el uso adecuado de los plaguicidas ayuda a que los costos de producción se minimicen.

El Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior (Comité Triple A) aprobó la solicitud del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de mantener por dos años el arancel a 0% para la importación de fertilizantes y plaguicidas, informó el jefe de la cartera agropecuaria, Aurelio Iragorri Valencia.


El incremento actual del precio del dólar hace que los precios de los insumos al consumidor final estén incrementándose y que de tener un arancel para estos, los sobrecostos se trasladan automáticamente a los productores agropecuarios colombianos, viéndose perjudicados sus ingresos por el incremento en los costos de producción o por otro lado, disminuyendo su productividad al no tener acceso a los agroinsumos para preparar, mantener y cosechar sus cultivos.  


Iragorri Valencia destacó la decisión del Comité de prorrogar el Decreto 1989 de septiembre de 2013, que tenía una vigencia de dos años, es decir hasta hoy,  y se aumentarían los aranceles que históricamente se han mantenido en 0%; ya que resulta de vital importancia sostenerlos para el sector agropecuario y los productores, especialmente para los pequeños y medianos.


“Esto, sumado a otras acciones que venimos desarrollando, nos permitirá generar mayor competencia en el mercado de fertilizantes y plaguicidas, menores precios de estos insumos y disminuir los costos de producción para las actividades del sector; lo cual es objetivo primordial para este Gobierno”, dijo el ministro Iragorri Valencia.


Según informó el funcionario, esta prórroga abarca los agroquímicos clasificados en las partidas 3102 y 3105 (fertilizantes) y en la partida 3808 (plaguicidas) solamente. 


Al respecto, María Helena Latorre Castañeda, directora ejecutiva de la Cámara de Productivos de la Andi, advirtió que esta no es una medida nueva sino que existe desde 1960 para los fertilizantes y desde 1992 o 1993 para los plaguicidas: “Nosotros revisamos el documento y vemos que no hay nada nuevo, es simplemente mantener lo que siempre ha habido... El arancel al 0% tiene que mantenerse porque son soluciones que no se producen en esta subregión y que siempre hay que importarlas”, anotó la directiva.


Si estas condiciones no se hubieran dado durante tantos años, afirmó Latorre Castañeda, no se habrían podido ubicar las catorce plantas de agroinsumos que se ubicaron en el país desde 1991, después de haber cerrado en Perú, Ecuador y Bolivia porque no existían estas medidas arancelarias. Hoy la industria agroquímica exporta US$500 millones a 50 países gracias a la competitividad que tienen al poder adquirir al 0% de aranceles sus materias primas.



El mercado de los agroinsumos

La producción de fertilizantes está determinada en el ámbito mundial por la disponibilidad de los denominados elementos mayores (nitrógeno, fósforo y potasio); estas materias primas están disponibles en aquellos países que cuentan con yacimientos de esos elementos. La industria en Colombia depende en un 95% de la importación de estos elementos para ser mezclados y sometidos a diferentes procesos para su venta en el mercado.


En el caso de los plaguicidas, la situación es similar: Colombia importa más del 90% de la materia prima (ingredientes activos) necesaria para la producción de bienes terminados. En este mercado, la inversión en investigación y desarrollo limita las condiciones de producción de los países en vía de desarrollo. La síntesis química de estos ingredientes activos se realiza en países como Alemania, Francia y Estados Unidos, principalmente. 


La disponibilidad de materias primas para la elaboración de fertilizantes y plaguicidas en el ámbito mundial ha conducido en Colombia y en el mundo a una alta concentración de la oferta en estos mercados, con procesos de producción y comercialización completamente integrados.