Economía

Food prices dropped around the world
Precios de alimentos cayeron en el mundo
11 de Septiembre de 2015


Aunque en Colombia los alimentos son los productos que más han impulsado la inflación, según las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el resto del mundo no ha sido así.


Foto: EFE 

Un abaratamiento en los alimentos en el mundo hizo que agosto registrara una deflación histórica en ese sector.

Redacción Economía - EFE


economia@elmundo.com 


El índice de precios mundiales de los alimentos de la FAO sufrió en agosto su mayor caída mensual en siete años, por el impacto del descenso de los precios de la energía y la preocupación por la desaceleración económica en China.


Ese índice se situó el mes pasado en los 155,7 puntos, el mayor descenso mensual desde diciembre de 2008, y afectó prácticamente a todos los principales productos alimenticios.


El índice de precios de los alimentos de la FAO se basa en un seguimiento del costo de los cinco alimentos básicos en el mercado internacional: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.


Entre los alimentos, la FAO destacó la caída del precio del azúcar, que en agosto experimentó un descenso del 10% con respecto a julio y se situó en los 163,2 puntos debido a la depreciación del real brasileño frente al dólar estadounidense y a las expectativas de que la India se convierta en exportador neto en la temporada del 2015-2016.


También el índice de precios de los productos lácteos experimentó un descenso del 9% en agosto, alcanzando los 135,5 puntos a causa de la caída de los precios de la leche en polvo, quesos y mantequilla por la menor demanda de importaciones en China, Oriente Medio y África del Norte.


Por otra parte, el índice de precios de los cereales alcanzó los 154,9 puntos, experimentando un descenso del 7% respecto a julio y del 15,1% respecto al año pasado, debido principalmente a la caída del trigo y el maíz.


En cuanto al aceite vegetal, su precio se redujo un 8,6% en agosto con respecto a julio, y alcanzó su nivel más bajo desde marzo de 2009, los 134,9 puntos.


De acuerdo con la FAO, la caída es consecuencia de “la desaceleración de la demanda de importaciones y las expectativas de un aumento de la producción”.


La Organización especificó que, “en contraste con la tendencia general a la baja”, los precios de la carne se mantuvieron en agosto “prácticamente sin cambios respecto al mes anterior”.


Sin embargo, recordó que “en comparación con el récord histórico del índice de precios de la carne en agosto de 2014, los precios se redujeron en general en un 18%”.


Por último, la FAO elevó sus estimaciones sobre la producción mundial de cereales en 2015 hasta los 2.540 millones de toneladas, 13,8 millones de toneladas más de lo esperado en julio, basado en “las perspectivas de producción más boyantes”.