Columnistas

Motu proprio, no “propio”
Autor: Juan David Villa
11 de Septiembre de 2015


Motu proprio es una expresión latina (recuerden que el latín es una vieja lengua que apareció en un lugar que hoy está dentro de Italia.

Juanda0812@gmail.com


@juanvillar08 


Motu proprio es una expresión latina (recuerden que el latín es una vieja lengua que apareció en un lugar que hoy está dentro de Italia. El latín se usa actualmente en algunas ceremonias católicas, por ejemplo, la presentación y primera bendición de un nuevo Papa.La famosa habemuspapam, tenemos Papa, es latín), decía que es una expresión latina, que todavía se usa. Tiene dos significados: 1) voluntariamente, por iniciativa propia, es decir, hacer algo sin que alguien te diga que lo hagas. “Renuncié a mi trabajo motu proprio”, es decir, porque yo quise, por mi voluntad, sin que alguien me lo dijera. 2) El motu proprio es una ley promulgada (creada, hecha) por el Papa, por su iniciativa y autoridad. Es una ley, por decirlo de alguna manera, pequeña, sobre asuntos muy concretos de la Iglesia católica. 


Es muy común, y entendible, que se escriba “propio” y no “proprio”. Es entendible, digo, porque se confunde con nuestra palabra “propio”. Pero la forma correcta es motu proprio, así dé cierta dificultad pronunciar la segunda ere, y en cursiva o entre comillas porque las palabras de otro idioma se deben escribir así para que el lector sepa que no son castellanas. 


Preguntas


Angélica Macías:¿Decir “retardo” o “retraso” (hablando de retraso, o retardo menstrual, en este caso) es lo mismo? Es decir, ¿son sinónimos y se pueden usar ambas palabras en este contexto o no?


Sí es lo mismo, Angélica, porque retraso, retardo y, además, atraso, significan lo mismo.  Entonces, puedes decir “retraso / retardo / atraso menstrual”.  


De esas que casi nunca usamos


Mustio: es un adjetivo, es decir, una palabra que califica, que dice que algo o alguien tiene determinada característica. Mustio es marchito (“la flor mustia”, es decir, una flor que está marchita, que tiene la característica de estar marchita). También significa melancólico y triste. En la última novela que publicó Gabriel García Márquez, que se titula Memoria de mis putas tristes, el personaje que cuenta su historia solitaria se llama Mustio Collado. Un collado es un pedazo de tierra levantada, como un morro, un cerro. Mustio Collado tiene 90 años, ¿ya entienden por qué se llama así?