Nacional

Defensor pide que acuerdos con Farc respeten derechos de la infancia
9 de Septiembre de 2015


La Defensoría del Pueblo pidió incluir a los niños y adolescentes víctimas del conflicto armado en las negociaciones de paz que el Gobierno y la guerrilla de las Farc adelantan en La Habana, para evitar los errores de anteriores procesos.


"Es lamentable y triste que así como se recibieron los representantes de todas las víctimas, que en buena hora los atendieron en la mesa de La Habana, en el capítulo de la niñez no se le haya dado la importancia", manifestó Jorge Armando Otálora, defensor del pueblo, en la presentación de un informe sobre el tema.


El texto, elaborado por 15 instituciones nacionales e internacionales, recoge una serie de recomendaciones para las dos partes con objeto de no olvidar a los menores en el proceso de paz.


Otálora señaló que este informe pretende que haya una base de datos que incluya "un número serio" de niños que han pertenecido a las Farc y en qué condiciones físicas se encuentran para que a partir de ahí las instituciones públicas y privadas "reciban esa niñez y empiecen ese proceso de reintegración".


Según el Registro Único de Víctimas, de los más siete millones de personas afectadas por el conflicto armado que vive el país desde hace más de 50 años, unos 2.237.049 han sido niños y adolescentes, lo que equivale a casi el 30 % del total.


Por otro lado, el Defensor del Pueblo advirtió que no se puede volver a repetir "el error histórico que se cometió con las desmovilizaciones de los paramilitares en el capítulo de la niñez", a mediados de la década pasada.


"Actualmente, no sabemos cuántos niños del paramilitarismo se desmovilizaron, ni dónde están a día de hoy, ni si el Estado se hizo cargo de ellos o si regresaron con sus familias", agregó en referencia al proceso que desembocó en la disolución de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.


Desde 1998 hasta la fecha, un total de 5.753 niños se han desmovilizado procedentes de distintos actores armados, según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), responsable del cuidado de la infancia.


Otálora anunció que enviará el informe a La Habana ya que fue imposible fijar una fecha de entrega formal del documento por parte de los de los negociadores que están en La Habana "luego de esperar algunos meses".


El representante de Unicef en Colombia, Roberto de Bernardi, apeló en su discurso a la Constitución de 1991 porque en ella se recoge "que los derechos de los niños deberían ser considerados como más importantes que los de los adultos" y recomendó "transformar las palabras en hechos concretos" para abordar este "punto olvidado".


"La paz no se puede construir sin tomar en consideración las voces de un tercio de las víctimas porque ellos representan no solo el presente, también el futuro de este país", señaló Bernardi.


Según datos del Icbf, entre 1999 y 2013, unos 2.379 menores de edad fueron secuestrados, de los cuales la mitad (50,23 %) eran niñas y adolescentes mujeres. EFE