Nacional

Santos, willing to negotiate under Uruguay’s mediation
Santos, dispuesto a negociar con mediación de Uruguay
9 de Septiembre de 2015


Al hacer un balance de la situación en la línea limítrofe, el presidente colombiano aseguró que, según registros oficiales, 13.962 personas han sido retornadas de Venezuela, entre ellas 1.443 deportados.


Foto: EFE 

En el Consejo de Ministros  se evaluaron medidas para reactivar la economía en la frontera colombo-venezolana.

Redacción EFE


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo ayer que aceptó un ofrecimiento de Uruguay para mediar en la crisis fronteriza con Venezuela y facilitar un diálogo con su colega de ese país, Nicolás Maduro. “La semana pasada recibí una llamada telefónica del presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, quien ofreció sus buenos oficios para facilitar el diálogo con Venezuela; acepté su ofrecimiento y le comuniqué que estaba dispuesto a que esta reunión fuera inclusive en Montevideo si él lo consideraba necesario”, declaró Santos al término de un Consejo de Ministros en Bogotá.


El gobernante aseguró que Colombia “siempre privilegia la solución de los problemas con otras naciones por la vía del diálogo y la vía diplomática”. “Reitero mi disposición a reunirme con el presidente Maduro para que a través de un diálogo serio y respetuoso (...) podamos resolver los problemas de la frontera que afectan tanto a colombianos como a venezolanos”, añadió Santos.


El jefe de Estado indicó que “desde el primer día”, cuando Venezuela ordenó el cierre de la frontera por el punto que comunica al departamento de Norte de Santander con el estado Táchira, quiso “hablar con Maduro, pero no fue posible”. “Estoy listo para el diálogo, pero eso sí que nunca más se vuelvan a violar los derechos fundamentales, los derechos humanos de nuestros compatriotas”, subrayó Santos en su declaración.


Indicó que 1.279 personas que permanecían en los albergues acondicionados para recibir a los colombianos afectados han salido ya hacia sus lugares de origen en Colombia. Según el presidente, 1.150 niños se han movilizado a través del “corredor humanitario” acordado por ambos países para facilitar que los estudiantes a lado y lado de la frontera puedan asistir a sus colegios. 


Gira de la canciller


Por otro lado, la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, se entrevistó ayer en Ginebra con el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, poco más de media hora, minutos en los que aprovechó para exponerle la situación de la crisis fronteriza al detalle.  “Para nosotros es importante que las instituciones de derechos humanos conozcan la magnitud de esta tragedia que realmente viven estas personas”.


Holguín definió como “muy buena” la conversación con Zeid. “Eso no quiere decir que no pensemos que la mejor vía es la diplomática, que la mejor vía es sentarse y conversar, pero sí creemos que las organizaciones de derechos humanos tienen que conocer lo que está ocurriendo”.


La visita a Ginebra forma parte de una gira internacional que Holguín ha emprendido para exponer a las instituciones multinacionales su punto de vista.  Además de con Zeid, en la ciudad de Calvino se reunió con altos representantes de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).


Medidas económicas


Santos anunció las medidas adoptadas para proteger la actividad económica en la frontera colombo-venezolana y garantizar el bienestar y el trabajo a las familias colombianas retornadas.


Las disposiciones fueron hechas públicas al término del Consejo de Ministros de este lunes, en cuya sesión se firmó el decreto de declaratoria de emergencia económica. “Esta emergencia se declara -por 30 días- en los municipios fronterizos con Venezuela en los departamentos de La Guajira, Norte de Santander, Cesar, Boyacá, Arauca, Vichada y Guainía, más los municipios de Cúcuta, Zulia, Salazar de Las Palmas y Sardinata”, precisó el Mandatario.


El jefe del Estado indicó que las prioridades son dos: “Primero, seguir atendiendo a las familias colombianas retornadas de Venezuela, garantizándoles condiciones para su bienestar y su trabajo. Segundo, dar un apoyo económico y social a la población en la frontera que se ha visto afectada por el cierre fronterizo”, expresó el mandatario.


Y desde ayer se expidieron decretos para aliviar la situación de los retornados, como decretos donde se eximen de algunos requisitos para que estos retornados se afilien al programa Más Familias en Acción. Se facilitan los permisos de residencia o solicitudes de nacionalidad a los venezolanos que llegaron con sus familiares colombianos, se les suspende el requisito de libreta militar para trabajar o para matricularse en entidades educativas, y para activar la economía de la región fronteriza, se levantará en los municipios cobijados por la emergencia la prohibición de realizar convenios administrativos, establecida por la Ley de Garantías.