Economía

Brazil’s economic problems affect Colombia
Problemas económicos de Brasil afectan a Colombia
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
9 de Septiembre de 2015


Las noticias del gigante del sur vienen siendo malas desde hace meses: escándalos de corrupción que salpican a la Presidencia por un lado, más datos de desempeño económico muy negativos dibujan una situación preocupante.

Brasil es la octava economía del mundo, la primera de Suramérica y un gran motor industrial en toda la región. Sin embargo, Colombia no figura ni entre los principales exportadores ni entre los principales exportadores de su vecino, y a pesar de ello, su mala situación lo afecta.


La razón la señala el economista Giovanni Montoya Aldawe, director de contenidos económicos y financieros del Grupo Ágora: “En este momento tenemos un serio problema de salida de capitales, ese problema se explica en buena parte por la percepción que tienen los inversionistas internacionales sobre nuestra economía. El detalle es que los inversionistas no nos ven como país, nos ven en general, como región”.


Explica el economista que los inversionistas buscan mover sus capitales a donde los mismos le den mayor rendimiento pero con niveles aceptables de seguridad, es decir, que no corran el riesgo de perder ese dinero porque los países cayeron en problemas o porque sus economías no salen adelante.


Y es que Brasil ha ido acumulando números negativos preocupantes.


El pasado miércoles el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge) informó que la producción industrial cayó en julio un 1,5% en comparación con el mes anterior, lo que supone su segundo dato negativo consecutivo y la mayor caída mensual desde diciembre de 2014. Estos datos indican que la producción en el gigante suramericano se encuentra un 14,1% por debajo de su nivel récord alcanzado en junio de 2013.


Frente al mismo mes de 2014, la caída de la producción de las fábricas en julio fue del 8,9%, el peor resultado en esta comparación en seis años.


El resultado confirma la tendencia iniciada en junio, cuando se volvió a la senda negativa tras el breve respiro que supuso la subida del 0,6% en mayo, que puso fin a tres meses de caídas en la producción industrial brasileña.


Para hacer el asunto peor, el Ibge informó que el retroceso registrado en junio fue de un 0,9% y no de un 0,3% como indicaba el informe publicado por el organismo de estadística el mes pasado.


Es por ello que señala Montoya Aldawe: “Si el país líder de la región y una de las ocho economías más importantes del mundo está en problemas como la contracción industrial, la contracción en el producto interno bruto, un panorama político totalmente sombrío, y todas las condiciones que hoy rodean a Brasil, pues indudablemente hay un efecto contagio, así Colombia no tenga una relación comercial ni un intercambio de capitales tan fuerte con Brasil”.


“Y ese efecto contagio hace que nos visibilicemos como un riesgo para los inversionistas extranjeros, de tal manera que el efecto no se da directamente por el intercambio sino por la percepción de riesgo regional” concluye Aldawe.



Una relación que crece

Aunque en opinión del economista Giovanni Montoya Aldawe, del Grupo Ágora, todavía no hay una dinámica económica entre Colombia y Brasil para que los efectos negativos en la economía del segundo sean tan directos en la de aquí, poco a poco se han hecho inversiones que aumentan la presencia colombiana en el gigante del sur.


El 30 de julio de 2015 el Grupo Éxito informó que había adquirido el 50% de los votos del Grupo Pão de Açúcar, operación que representó junto a la adquisición del 100% de Libertad en Argentina, un monto de US$1.826 millones.


El Grupo Pão de Açúcar tiene 2.143 tiendas en Brasil y sus ventas en 2014 llegaron a US$27,8 billones.


De igual manera, Ecopetrol informó recientemente que había establecido una alianza con la japonesa JX Nippon Oil & Gas Exploration para explorar el bloque FZA-M-320, localizado en aguas someras de Brasil.