Palabra y obra

Débora and the Mamm’s women
Débora y las mujeres del Mamm
Autor: Daniel Grajales
4 de Septiembre de 2015


Era una mujer mayor, tenía más o menos 45 años, el dato exacto era difícil de averiguar en ese vagón del Metro, a las 6:00 p.m., en el cual no parecía haber espacio para una persona más.



Las mujeres son grandes protagonistas de la obra de Débora Arango, en sus pinturas la creadora incluye mujeres desnudas, sufriendo abusos, ejerciendo roles en sociedad y siendo modelos de sus retratos. 

Era una mujer mayor, tenía más o menos 45 años, el dato exacto era difícil de averiguar en ese vagón del Metro, a las 6:00 p.m., en el cual no parecía haber espacio para una persona más. Lucía, así le decía la persona con la que conversaba, hablaba del Museo de Arte Moderno de Medellín: “Lo van a inaugurar esta semana, quedó hermoso” y enfatizaba, con una gesticulación marcada, que “este va a ser el Museo de Débora Arango, por fin vamos a ver todas sus obras”, cuando el tren se detenía en la estación Industriales. 


Hoy, cuando el nuevo Mamm está abierto al público, ella y todos los ciudadanos pueden apreciar la exposición Débora Arango. La vida con toda su fuerza admirable, que, según el curador Emiliano Valdés, estará abierta “mínimo durante un año” y exhibirá 65 creaciones de la artista. 


“Un día me levanté en la madrugada y dije: ‘tengo que hacer una exposición de Débora Arango que sea diferente’, y por eso los paneles con mallas sobre los que están colgadas las obras, que también retoman la idea de la pinacoteca: hacer transparente la estructura de la exposición, y sirve para entender toda su obra como un conjunto”, explica Valdés, curador del Mamm.


Según él,  se trata de presentar la obra de la artista a través de “sus intereses, los ejes que estructuraron su producción artística”, tocando temas como el desnudo, “algo que me interesaba mucho sacar a la luz, por lo polémico que era pintar mujeres desnudas en su época”, detalla.  


Calor de hogar (1983) de María Teresa Cano, tela y huella, con dimensiones de 41x31 centímetros, exhibida en la muestra Salones Arturo y Rebeca Rabinovich, puerta a la contemporaneidad del Mamm.


Trazos femeninos 


De acuerdo con el curador, la colección de Débora Arango que tiene el Museo es de un total de 163 obras, pero no es la más grande, su más grande patrimonio, eso en términos numéricos, es la colección central de arte colombiano del siglo XX, en la que la participación femenina no se queda sólo en lo que propuso Arango.


En esa perspectiva, la directora del Mamm, María Mercedes González, detalla que “hay muchas más mujeres que hombres en la colección”, entre las que se encuentran algunas que “hicieron obra en la juventud y después se dedicaron a la academia o a gestión cultural” y otras que continuaron produciendo. Para ella,  las mujeres “tienen una mirada distinta, con esto no quiero decir mejor  o peor, que les permite aproximarse a los temas de otra forma, ya que en algunos casos hemos sido víctimas del sistema, de las actitudes machistas que se presentan en la sociedad”.


El director de Extensión Cultural de la Universidad de Antioquia, Óscar Roldán, excurador Mamm, rememora el “Primer Premio Salón Arturo y Rebeca Rabinovich 1981, entregado a María Teresa Cano, con una obra que rompió los esquemas hasta ese momento conocidos en el arte contemporáneo, al llevar, en su obra Yo servida a la mesa, su mascarón como una forma de ofrecerse como comunión a los visitantes, algo como happening”.


Roldán menciona también a Marta Elena Vélez con su obra Los tigres, “una artista que hay que valorar, ya que su aporte ayudó a la fundación del Museo, que cuenta con gran vigencia”, a “una mujer que siempre estuvo atenta al Museo,  como Ethel Gilmour, quien no sólo le aportó al museo en su historia sino a la comprensión de nuestra sociedad medellinense”.


Además, el experto describe como “absolutamente necesarias,” puesto que “rompen los esquemas, con las nuevas tendencias, durante los 90”, a Gloria Posada, Patricia Bravo y Ana Claudia Múnera “que van a proporcionar visiones renovadas, absolutamente novedosas, con miradas refrescantes y muy auténticas sobre el papel y la labor del arte contemporáneo para sociedad”.


Finalmente, él reconoce a Natalia Tejada, Dora Escobar y diferentes directoras y gestoras del Museo, y concluye que las mujeres no sólo han sido productoras de las obras de la colección sino que han exhibido “el Museo como obra de arte”.




Las mujeres del Mamm

-Débora Arango (1907 - 2005).


-Dora Ramírez (1923).


- Beatriz González (1938).


-Marta Elena Vélez (1939).


-Ethel Gilmour (1940 - 2008).


-Flor María Bouhot (1949).


-Libia Posada (1959).


-María Teresa Cano (1960).