Nacional

Economic emergency to attend the crisis
Emergencia económica para atender la crisis
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
4 de Septiembre de 2015


Transportar el carbón represado en la frontera será una de las medidas que tomará el Gobierno tras decretar el Estado de Emergencia en Norte de Santander.


Foto: EFE 

Entre los planes del Gobierno está formalizar a los miles de pimpineros que vivían del tráfico y comercialización ilegal de gasolina.

Modificaciones en normas, leyes y reglamentos de carácter económico, ecológico y social pueden esperarse en los próximos días de cuenta de la emergencia económica que decretará próximamente el presidente de la República, Juan Manuel Santos, para mitigar la situación que viene generándose en Norte de Santander por el cierre de la frontera y el arribo masivo de deportados desde Venezuela.


Así dio a conocer Santos una medida que “se dará para atender de forma más ágil la crisis y convertirla en oportunidad”, que incluye la movilización de carbón represado en Cúcuta, la formalización de pimpineros, quienes en palabras del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santa María, son “5.000 personas que se dedicaban a la actividad ilegal de combustibles”, y apoyos empresariales.


El carbón


Al amparo de la emergencia económica se facilitará transportar el carbón que se produce en Sardinata, Salazar, Cúcuta y Zulia, en Norte de Santander, y que está represado por el cierre fronterizo.


Según la ministra de Transporte, Natalia Abello, hay más de 200.000 toneladas de carbón destinadas al puerto venezolano de Maracaibo represadas en la frontera.


Por ejemplo, el tren podrá operar de manera nocturna y se adoptarán tarifas diferenciales de peajes para que la cadena logística funcione. Abello añadió que en quince días después de firmado el decreto se tendrán operando los corredores logísticos que permitirán usar las vías férreas, fluviales y terrestres de manera eficiente para mover el carbón.


Para garantizar el transporte terrestre se necesitan 1’140.000 galones/mes de gasolina adicionales a precio de frontera, lo que tendrá que acomodar el ministro de Minas y Energía, Tomás González, al aumentar el cupo de combustible para esa zona.


Abello resaltó que “este esfuerzo que hacemos por los productores de carbón en Norte de Santander permite que 7.000 personas conserven su empleo y que las minas permanezcan activas”.


Apoyo empresarial


Por su parte, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, anunció varias medidas para apoyar a los empresarios de la región afectados por la crisis, entre las que se destacan la apertura de una línea especial de apoyo a las empresas de Norte de Santander por un valor de $80.000 millones para capital de trabajo y modernización de maquinaria.


También anunció dos convocatorias por medio de iNNpulsa Mipyme por $5.000 millones dirigidos a apoyar el desarrollo productivo de la población víctima del desplazamiento forzado.


“Aunque las convocatorias tienen cobertura nacional, las propuestas que beneficien unidades productivas de Norte de Santander tendrán puntaje adicional en la fase de evaluación, como medida para apoyar la actividad económica y el empleo en el departamento”, explicó la Ministra.




La emergencia económica

En Colombia la Emergencia Económica fue incluida en el ordenamiento constitucional colombiano en 1968 como un régimen de excepción independiente de los demás estados de carácter excepcional y fue modificada en la carta de 1991. Antes era el Congreso pero ahora es en pleno el Gabinete Ministerial el que debe firmar para su autorización y tiene un plazo de 30 días que pueden ser prorrogables hasta los 90 días. 


Según Alcides Gómez, docente de Economía de la Universidad Nacional, “esta decisión sólo puede tomarse frente a una situación inesperada que no estaba prevista”.


Esta medida no sólo conjura crisis de carácter económico sino que se extiende también a los órdenes social, ecológico y de calamidad pública, lo que da una idea de la preeminencia de los aspectos económicos a la hora de diseñar instrumentos para atender situaciones excepcionales.




Futura ruta del carbón

1. Sardinata – Puerto Capulco (Gamarra) - hasta el Puerto de Barranquilla (terrestre - fluvial). Distancia: 235 km. 30 viajes al mes. Capacidad para movilizar 30.000 toneladas mensuales.


2. Sardinata - Calenturitas (Cesar)- Puerto de Santa Marta (Ciénaga) (terrestre - férreo). Distancia: 381 km. 26 viajes al mes. Capacidad para movilizar 50.000 toneladas mensuales.


3. Sardinata - Puerto en Dibulla (La Guajira). Distancia: 671 km. Ocho viajes al mes. Capacidad para movilizar 40.000 toneladas mensuales.