Columnistas

Un argumento a favor de la inmigraci髇
Autor: Juan Felipe V閘ez Tamayo
1 de Septiembre de 2015


Durante siglos el hombre se ha movido a trav閟 del planeta buscando nuevas formas de vida, recursos y asentamientos que le permitan mejorar su calidad de vida.

Durante siglos el hombre se ha movido a través del planeta buscando nuevas formas de vida, recursos y asentamientos que le permitan mejorar su calidad de vida. Aun así la migración es un fenómeno complejo cuando el asentamiento donde van a llegar los inmigrantes ya tiene pobladores; la inmigración puede causar choque de culturas, conflictos sociales - muchas veces producto de la xenofobia y racismo de alguna de las partes- y prejuicios y mitos alrededor de este fenómeno. 


No es de extrañar entonces que surjan figuras políticas que se alimentan de dichos prejuicios para ganar popularidad entre los votantes. En Estados Unidos  el candidato presidencial Donald Trump es posiblemente la figura más vocal en contra de la inmigración ilegal en este país calificando a los inmigrantes de violadores y bandidos. Desde una perspectiva menos xenofóbica se encuentra el candidato a la presidencia por el partido demócrata el senador Bernie Sanders; el socialista de Vermont desea restringir la inmigración y aumentar los controles en la frontera argumentando que los bajos salarios que exigen los inmigrantes  disminuye la ganancia neta de todos los trabajadores estadounidenses.  A pesar de que las posturas de Trump y Sanders son distintas sus consecuencias son las mismas, mayor restricción a la inmigración.


No muy lejos de nuestro país el presidente venezolano Nicolás Maduro decidió cerrar la frontera con Colombia y deportar, hasta la fecha, a 1088 colombianos. El argumento no se diferencia mucho del de Trump, con la diferencia de que los deportados en este caso son calificados de paramilitares.


Los argumentos en contra la inmigración aunque pueden ser innumerables, se pueden sintetizar en 4 puntos.


1. La libre inmigración destruye la cultura nativa.


2. La libre inmigración destruye reduce los salarios de los trabajadores locales.


3. La libre inmigración incrementa el crimen.


4. La libre inmigración consume muchos servicios de ayudas sociales.


La primera preocupación, incluso de ser cierta,  parece ser una argumento con poco peso por dos razones. Primero es que las culturas se retroalimentan las unas de las otras y estas evolucionan con base en el contacto que tienen con otras culturas distintas, históricamente no existe una sola cultura que se pueda decir que haya permanecido intacta con el pasar de los siglos. El segundo argumento es que a pesar de ser cierto, ¿es ésta una razón de peso para restringir la movilidad de los individuos en el mundo? Puede que haya valores únicos de una cultura, sin que esto lo haga una razón valedera para condenar a cientos de personas a la pobreza.


El segundo punto que preocupa sobre la inmigración, es sobre la disminución de los salarios de los trabajadores locales. Estados Unidos es posiblemente el mayor receptor de inmigrantes de los tiempos modernos, entre 1821 a 1915 este país recibió alrededor de 32 millones de inmigrantes, sin que ello significara una disminución en el ingreso real de los trabajadores. De hecho los trabajadores en Estados Unidos solo han experimentado una disminución en su salario real en tiempos de crisis, factor no ligado a la inmigración. La lógica radica en que usualmente los inmigrantes están dispuestos a aceptar trabajos de poca habilidad que los trabajadores locales no están dispuestos a realizar.


El tercer argumento sobre el incremento de la criminalización debido a los inmigrantes es débil en el sentido que el crimen en un país depende más de su institucionalidad vigente que de la inmigración. De hecho en Estados Unidos un blanco nativo de clase media, es dos veces más propenso a ser encarcelado que un inmigrante ya sea legal o ilegal. La mayoría de los países europeos y Estados Unidos han recibido altas olas de inmigración sin que esto haya significado un incremento en el crimen en dichos países. Para el caso venezolano simplemente queda decir ¿Alguien en sus cabales puede decir que el incremento de la violencia en Venezuela es debido a la supuesta infiltración de paramilitares colombianos? 


El cuarto argumento en contra de la inmigración descansa en el supuesto de que hay que garantizarles la seguridad social a los inmigrantes. El hecho de que no podamos garantizarles los servicios de seguridad social no significa que no deberíamos dejarlos entrar.  De hecho, ya es en cierta forma una medida de seguridad social dejarlos entrar libremente, principalmente porque les permite buscar trabajos donde son más productivos y con mayor remuneración, que a su vez les ayuda a mejorar sus condiciones de vida significativamente con relación a lo que tenían antes.


Desde la perspectiva de un liberal la libertad de movimiento es posiblemente uno de los derechos más básicos; y cualquier discurso en contra de la pobreza que no contemple la libre migración como una solución a ésta es simple y llanamente pura palabrería