Nacional

Colombia did not reach the majority on the OAS (Organization of American States)
Colombia no alcanzó la mayoría ante la OEA
1 de Septiembre de 2015


Colombia expuso ante el Consejo Permanente la crisis humanitaria desatada por la deportación de más de un millar de ciudadanos que vivían en el estado venezolano de Táchira, además de los 7.162 que habrían abandonado el país voluntariamente, según ci


Foto: EFE 

Colombia le pidió a la OEA que no se mantenga al margen de esta grave crisis violatoria de los derechos humanos que enfrenta con Venezuela.  Andrés González, embajador de Colombia ante la OEA.

Redacción EFE


Aunque Venezuela dijo que no abordaría la crisis ante la Organización de Estados Americanos -OEA-, Colombia insistió en llevar el tema a una votación, donde debía obtener 18 votos para superar el bloqueo venezolano, mientras que Venezuela se opuso y afirmó que el conflicto se debía resolver de una manera bilateral. En la votación, Colombia se quedó a un voto de alcanzar el apoyo necesario para que la OEA convocara a una reunión de consulta de cancilleres de los países miembros sobre la crisis fronteriza con Venezuela.


Con 17 votos a favor, cinco en contra, once abstenciones y una ausencia, el Consejo Permanente de la OEA rechazó celebrar la reunión de ministros de Exteriores propuesta por Colombia ante lo que considera una «grave crisis humanitaria» con «deportaciones arbitrarias y maltratos» por parte de Venezuela en la frontera de ambas naciones.


«Venimos adoloridos, ultrajados, indignados. Hemos visto atónitos la deportación arbitraria y el maltrato a compatriotas (por parte de Venezuela) sólo por el hecho de ser colombianos y de no tener sus papeles en regla», dijo ayer el embajador colombiano ante la OEA, Andrés González.


Con estas palabras arrancó el Consejo Permanente extraordinario que la OEA celebró, a petición de Colombia, para debatir si se convocaba a una Reunión de Consulta de cancilleres de todo el continente que aborde la crisis fronteriza con Venezuela. 


«Allanar las viviendas, sacarlos a la fuerza, separar a las familias, no dejarles sacar sus propios bienes y marcar las casas, marcar las casas ¡Por Dios!, para luego demolerlas», describió en una apasionada intervención el embajador colombiano ante la OEA. «Estos son actos inaceptables que recuerdan episodios amargos de la humanidad que no pueden repetirse y menos en el nuevo mundo de la democracia y la gente libre», añadió.


«Las reuniones de otros foros son bienvenidas, pero este tema le corresponde a toda América, los derechos humanos existen en todo el continente, por eso es indispensable que todos los países se expresen ante este tema absolutamente global e impostergable», defendió González.


En desacuerdo


El embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, anunció que el Gobierno de su país no quiere abordar la crisis fronteriza con Colombia en la reunión de cancilleres de los países miembros del organismo propuesta por Bogotá.


“Mi Gobierno no es partidario de debatir este tema en la OEA por su lamentable y frustrante historia ante situaciones complejas entre los estados miembros”, dijo Chaderton.


“En lugar de hacerlo bilateral, armamos nuevamente un circo mediático. Nadie gana con este tipo de situaciones”, dijo Chaderton en referencia a la decisión de Colombia de llevar la crisis ante la Organización de Estados Americanos (OEA).


Esa fue la postura defendida por Venezuela en el Consejo Permanente extraordinario que la OEA celebró, a petición de Colombia, para debatir si se convoca una Reunión de Consulta de cancilleres de todo el continente que aborde la crisis fronteriza entre ambas naciones.



Política diplomática

El Gobierno colombiano mantendrá su política de firmeza y diplomacia en busca de una solución a la crisis con Venezuela.  El presidente Juan Manuel Santos defendió que su política exterior ha tenido “desde el primer momento” un “estilo pragmático, donde la diplomacia y el diálogo deben primar”, y aclaró que “la firmeza no quiere decir gritar más” sino tener “una posición clara y firme frente a una situación”. Señaló que “desde el primer día” han insistido en el diálogo directo con Venezuela y que el “paso a seguir” han sido los organismos multilaterales. La canciller colombiana María Ángela Holguín anunció hace unos días una reunión el próximo 3 de septiembre de los ministros de Exteriores de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en su sede en Ecuador, reunión que también apoya Venezuela.