Economía

Training to increase competitiveness
Formación para aumentar la competitividad
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
31 de Agosto de 2015


El Sena ya cuenta con cinco empresas en el programa de formación dual y espera que antes de terminar el año diez se vinculen más.



Los primeros aprendizajes  de formación dual en Operadora Avícola trabajarán directamente en los procesos de sacrificio y desposte del pollo.

Cortesía Sena

Apostarle a la productividad es la solución que el sector avícola colombiano encuentra para darle frente a la situación económica que los atormenta.


La devaluación del peso, que en el último año acumula un 68%, se suma a que el maíz que hasta junio entraba sin aranceles a Colombia empezó a pagarlos desde julio, lo que representa un 17% más en ese vital insumo para la industria avícola.


“Nosotros advertimos a finales del año pasado, cuando ya estábamos presentando un incremento en el precio del dólar en Colombia que íbamos a tener un segundo semestre de 2015 muy difícil, porque en el contingente de maíz amarillo sin arancel proveniente de Estados Unidos iba a empezar a pagar arancel y esas exportaciones superan hoy los 2,5 toneladas, eso y la devaluación hacen que el precio tenga que aumentarse. Hemos calculado que de cada $100 de devaluación son cinco puntos adicionales en el costo de producción de la industria, estos costos se han incrementado alrededor del 40%, en algunas zonas del país el precio del huevo mayorista ha subido $20 y el kilo de pollo puede estar subiendo $300 o $400”, aseguró Andrés Valencia, presidente de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi).


Al respecto, Juan Gonzalo Álvarez, gerente general de Operadora Avícola, indicó que “nosotros somos unos convencidos que el sector avícola si quiere conseguir viabilidad a futuro se tiene que volver todos los días más competitivo, en cuanto a tecnología y en cuanto a capacitación de personal, esa es la apuesta a futuro”, y afirmó que como hay muchas variables externas que no dependen de la compañía, como son las materias primas, principalmente los granos para elaborar el alimento y definitivamente la tasa de cambio porque ese alimento es importado, los esfuerzos que hay que hacer internamente en eficiencias en la cadena productiva tienen que ser superiores para poder absorber esos sobrecostos sin necesidad de acudir a los incrementos de precios que afecten al consumidor.


De acuerdo con Andrés Valencia, “todas las proteínas que se consumen en Colombia que dependen de los granos forrajeros importados automáticamente están subiendo de precio, algunos sectores necesitan menos de estos granos pero el que más necesita somos nosotros, nosotros utilizamos el 67% de alimentos balanceados en Colombia, estamos hablando de casi siete millones de toneladas y dos terceras partes va con destino a la avicultura, y cada vez que el precio del huevo sube es un riesgo de disminución de consumo, recordemos que las clases menos favorecidas gastan el 40% de sus ingresos en alimentos, la gente tendrá que empezar a sustituirlo aunque no creo que por otra proteína sino por otro tipo de alimentos porque no hay ninguna más barata que el huevo”.


 “Esta es una proteína de bajo precio y definitivamente el consumidor no está dispuesto a absorber esa fluctuación del mercado, por eso es que hay que apostarle a un sector productivo mucho más fuerte y la parte de personal se vuelve totalmente fundamental”, aseveró Álvarez.


Por eso, agregó Valencia, “lo que estamos buscando es mejorar y lograr tener trabajadores con las competencias laborales, y en ese sentido lo que estamos haciendo con formación dual es aprovechar una herramienta muy importante para el sector avícola hacia el futuro”. 



Formación dual

Serán 90 los jóvenes que empiecen el contrato de aprendizaje este 14 de septiembre con Operadora Avícola, empresa que agrupa a Friko, Pimpollo y Superpollo y que produce 10.000 toneladas de pollo al mes, bajo la modalidad de formación dual que ofrece el Sena, programa que busca formar al aprendiz en el mismo lugar de trabajo para garantizar así que cumple específicamente las competencias que requieren las empresas.


Implementando este modelo de formación dual, que se adelanta en países como Alemania, Suiza y México y que obedece a un trabajo conjunto entre la empresa y la entidad formadora, se busca disponer de talento humano idóneo que pueda ser vinculado laboralmente a la organización.


“La formación dual es una metodología con la que el Sena lleva a sus instructores y aprendices a los lugares de trabajo. Además, con ella generaremos una ruta de empleabilidad, ya que la empresa deja que entren y aprendan las mejores técnicas y puedan tener mayores oportunidades de conseguir empleo”, afirmó María Andrea Nieto Romero, directora de Empleo, Trabajo y Emprendimiento del Sena.


Las empresas, que de la mano del Sena le han apostado a este modelo de formación dual son: GM Colmotors, Compufácil, Kenso Jeans, Asooccidente – Festo y Megalínea, en esta última 105 aprendices estudiaron Técnico en Gestión Comercial en Telemercadeo y Contac Center, presentando un nivel de empleabilidad del 95% al terminar la formación. 


Entre las empresas que este año se vincularán al modelo dual, se encuentran: Frisby, Crystal, Confecab, Pepeganga, Panpaya, entre otras.