Mundo deportivo

Chaves, the King of the “Caminito” (little path)
Chaves, el Rey del Caminito
24 de Agosto de 2015


El italiano Vincenzo Nibali fue expulsado de la Vuelta tras la decisión de los comisarios de carrera, quienes comprobaron en un vídeo que el ciclista siciliano se agarró al coche de equipo mientras trataba de alcanzar al pelotón.



Esteban Chaves celebró ayer su primera conquista en una gran prueba de tres semanas. Lo mejor está por venir.

Fotos: EFE

Redacción-EFE


Sin duda es una de las perlas del ciclismo colombiano. Y ayer lo confirmó en la inédita meta del Caminito del Rey, donde los favoritos cruzaron los primeros golpes.


Esteban Chaves (Orica) se enfundó allí, y con todos los honores, el primer maillot rojo de la Vuelta a España tras imponerse en la segunda etapa, con final en alto, donde dio una demostración de clase que ni el propio Nairo Quintana y mucho menos Chris Froome pudieron responder, y que además dejó fuera de combate al italiano Vincenzo Nibali.


El Chavito, como llaman cariñosamente a Chaves, dijo presente en el primer combate en alto, controló el ataque inicial de Quintana con un implacable ritmo que sólo pudieron aguantar el holandés Tom Dumoulin y por un buen tramo el irlandés Nicolas Roche, descolgado antes de llegar al Caminito del Rey, donde el bogotano se proclamó ganador entregando su acostumbrada y amplia sonrisa.


Por detrás los “gallos” de la general en estampida. Había carnaza que echarse a la boca, así, a las primeras de cambio. Purito Rodríguez y Quintana cruzaron juntos, con 5 segundos sobre Valverde y Froome.


Nairo Quintana apretó el paso en el ascenso, pero de atrás Esteban Chaves (derecha) le llegó y siguió de largo para celebrar y convertirse en líder.


Todos sabían que Nibali marchaba descolgado y aprovecharon la oferta. El Tiburón, perjudicado por una caída que le obligó un tremendo desgaste al punto de tener que remolcarse pegado al vehículo de su equipo para enlazar con el grupo principal, dejó un minuto en ese ascenso que ya le anunciaba una pesada carga para empezar, antes de conocer su expulsión.


Es que la segunda etapa entre Alhaurín de la Torre y Caminito del Rey, de 158,7 kilómetros no fue estéril. Ya en asfalto, sin albero, no hubo excusas. Se pasó a la gresca en cuanto se levantó la carretera, si bien la tranquilidad se rompió antes de afrontar el definitivo Alto de la Mesa.


Una montonera a 33 kilómetros de meta alteró el pulso de una carrera que marchaba tranquila. Seis valientes se habían animado a la aventura del día: Niemiec (Lampre), quien terminó en el hospital junto al australiano Tanner (Iam), Villella (Cannondale), Walter Pedraza (Colombia), Lindeman (LottoNL-Jumbo), Gonçalves (Caja Rural) y Montaguti (Ag2r).


Poco después de ser alcanzados se formó una espectacular montonera. Entre el amasijo de fibra de carbono y ciclistas emergía el maillot de campeón de Italia de Nibali. El Tiburón atrapado hubo de esperar a recibir otra bici, y luego a perseguir, pero un buen tramo pegado al vehículo acompañante, lo que determinó su despido.


Otra etapa comenzó entonces en los aledaños del Alto de la Mesa, junto al Caminito del Rey. Los favoritos aparecieron en escena. Nairo tensó la cuerda y probó a sus rivales. Se quedó Froome. Un primer apunte. Valverde esperó a distancia y Purito trató de disputar una llegada que le venía de maravilla.


Pero apareció Esteban Chaves a 1.500 metros de meta para bajar los humos a Quintana. El ciclista del Orica, ganador del Tour del Porvenir en 2011 tenía cita con el palmarés de la Vuelta. Jugó sus bazas y acertó. No podía llegar hasta el final con Dumoulin porque el holandés se lo hubiera merendado. Por eso atacó antes, para conseguir “una victoria increíble” que le condujo al maillot rojo.


Más increíble si se tiene en cuenta que el Chavito sufrió una fractura múltiple en el brazo izquierdo en 2013 que a punto estuvo de retirarle del ciclismo. Una operación le salvó de lo peor, aunque perdió un 20% de movilidad. “Con el 80% restante puedo competir en bicicleta”, dijo con sonrisa incluida.


Chaves defenderá la roja “el mayor tiempo posible”. El ganador en las Lagunas de Neila durante la Vuelta a Burgos de 2012, su última gran victoria, apuntó que a partir de ahora la carrera será “diferente” para él.


“Es mi primera victoria en una carrera de tres semanas y además consiguiendo el liderato, así que estoy feliz”.




Seis líderes colombianos

La Vuelta a España ha visto a seis colombianos vestidos con la camiseta roja de líder.


Lucho Herrera fue el primero en vestir la camiseta roja, en 1987, siendo además campeón de la prueba.


En 1989, Ómar el Zorro Hernández se vistió de líder durante nueve etapas y la cedió en la etapa catorce al también colombiano Martín Farfán.


El antioqueño Santiago Botero ganó la contrarreloj y lució como líder en la edición 2001.


En 2014 fue el boyacense Nairo Quintana quien se vistió de rojo antes del primer descanso y la contrarreloj individual, cuando sufrió la primera de las dos caídas que determinaron su retiro.


Y Esteban Chaves, quien ayer ganó en Caminito del Rey y hoy sale como líder.




Nairo agradece la suerte

Nairo Quintana no ocultó sus impresiones y dijo al final, en la meta del Caminito del Rey, que tanto él como su equipo (Movistar) tuvieron suerte de librarse de la caída masiva porque estaban “muy cerca” de los perjudicados.


“Hemos tenido suerte porque a punto ha estado de afectarnos la caída, que ha sido dura, como toda la etapa, porque el calor ha afectado un poco”, comentó.


“La Vuelta a España es así, con emboscadas, repechos, caídas y cosas que nos esperan”, agregó.


Respecto a la victoria de su compatriota Esteban Chaves (Orica) el ciclista de Cómbita manifestó que “me alegro por él, es un gran corredor, un profesional muy listo y creo que se lo merece”.


Sobre su ataque en la última subida comentó: “Eso demuestra que vengo por esta Vuelta, pese a que afrontar en una misma temporada Tour y Vuelta a España es algo nuevo para mí”.


“He probado porque me sentía bien y lo he querido intentar, quería seguir y no he podido pero era interesante poder sacar ventaja y por fortuna hemos sacado tiempo a algunos rivales”, concluyó.