Gente

One for a hall and another for the countryside
Una de salón y otra de campo
Autor: Carmen Vásquez
22 de Agosto de 2015


Es maravilloso sentir la vitalidad de esta ciudad que despierta en estos días con el verano muy temprano y se queda en la larga y fresca noche contemplando las estrellas.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Dos premios Club de la Prensa, J. Enrique Ríos y Andrés Aguirre.

Es maravilloso sentir la vitalidad de esta ciudad que despierta en estos días con el verano muy temprano y se queda en la larga y fresca noche contemplando las estrellas, unas veces refrescando la lluvia. Medellín con este nuevo clima está dando para muchas invitaciones diversas. No hay rebajas de mercado, pero sí hay fiestas y más de un fin de semana con regalo de descanso y por eso... se hace el agosto.


La alta temperatura ha dado para que ya muchos taxis tengan aire-acondicionado.


La primera invitación es de salón. Invitación formal de hora de siete de la noche en el Salón Chablis del Hotel Dann-Carlton, un salón con el atractivo visual de una panorámica de la ciudad iluminada, absolutamente romántica.


Carolina Santamaría, de canastica en picnic.


La Junta Directiva del Club de la Prensa de Medellín invitó al acto protocolario de entrega de mando del presidente de la nueva junta y a la entrega de dos premios muy especiales que se hacen siempre en esta fecha de aniversario. Esta vez el recuerdo de hace doce años después, cuando el maestro Humberto López López, concibió la brillante idea de fundar este club para la proyección y profesionalización del periodista. Misión que se ha cumplido y que cada año se ve reflejada en el llamado del Club de la Prensa. Se notó el buen ánimo y la amistad en una profesión de todos los colegas que asistieron. El primer honor fue para el periodista J. Enrique Ríos, por el ejemplo que siempre ha dado como maestro en estos 40 años como creador y director del Noticiero Económico Antioqueño, una escuela de maestría para muchos periodistas, ejemplo de ellos Douglas Balbín, quien cumple 18 años de estar al lado de J. Enrique, un hombre que sin tener títulos pero sí muchas oportunidades ha llegado con firmeza y gran conocimiento a cubrir una de las fuentes más valoradas en el periodismo.


Para él: “Premio Anual Club de la Prensa 2015”.


Segundo honor en la categoría empresa,  a una entidad que es querida por la ciudad y con retumbe científico en el ámbito internacional, el Hospital Pablo Tobón Uribe. Premio que recibió su director Andrés Aguirre, quien en 15 minutos, con voz segura tomó la palabra y dejó perplejos a todos los asistentes. Desde el momento que le entregaron las “llaves” del Hptu él sabe que su responsabilidad es que nunca se cierren. Él sabe que el Hospital no es un edificio, es el lugar en donde se cuida con el alma al que llegue. Filosóficamente hablando se robó los aplausos de la noche de celebración del 12 aniversario del Club de la Prensa.


La segunda invitación es campo abierto, es sobre la naturaleza, es al lado de las flores y con aire fresco. Los famosos picnics en el Centro Comercial El Tesoro, un tema que es tendencia gourmet en estos momentos, compañía de amigas, un buen vino, quesos, panes y un respirar aire fresco.


Qué pena da los debates de los señores aspirantes a la Alcaldía de Medellín. No hay una sola “valla” de propaganda política que deje una inquietud y que invite verdaderamente a votar. Frases sin sentido.


Por cierto todavía en la ciudad hay cantidades de “vallas” invitando a las rumbas de la Feria de las Flores... la ciudad se ve fea, desordenada.