Economía

The modern management lives a continuous actualization
La gerencia moderna vive una actualización continua
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
17 de Agosto de 2015


Entre las técnicas y enfoques está el veterano Kaizen, de origen japonés, que data de los años 40 y el más reciente, el neuromarketing. Incluso están las organizaciones cuya especialidad es la actualización constante de procesos.


Foto: Cortesía 

Los gerentes modernos deben estar dispuestos al aprendizaje y la formación continua. 

Hay para todos los gustos y necesidades: coaching empresarial, de las emociones, programación neurolinguística, neuromarketing. Se trata de entrenamientos y cursos que buscan optimizar el conocimiento de los equipos gerenciales, de ventas y de los equipos de trabajo en general.


Uno de ellos es el Kaizen, expresión japonesa, traducida como “mejora continua”. Su desarrollador fue Masaaki Imai, ingeniero japonés que trabajó en Toyota al finalizar la Segunda Guerra Mundial, y tiene como principio “la mejora continua, en todas las personas, todos los días y en todas las áreas” según explica el consultor Daniel Simoes, del Instituto Kaizen de Brasil.


En esta forma de trabajo se hace necesario definir el valor del producto o del servicio, tanto para el cliente, como para la organización. Luego los equipos deben definir metas y organizar el trabajo bajo esta metodología, ir al terreno para cambiar procesos y hábitos de trabajo, enumera Simoes.


“Se busca tener más utilidad para el cliente y menos desperdicio para la organización”, comenta el brasileño.


Ahora bien, el Kaizen no es nuevo, ya tiene al menos unos 50 años en renovación continua. Más reciente es la disciplina conocida como Neuromarketing.


Norman Velásquez Álvarez, de la empresa Managementotal, explica en una de sus conferencias que el neuromarketing no se trata de supercherías ni de actos de fe, sino de experiencias científicamente probadas sobre el manejo de la información por el cerebro y cómo se puede hacer para “vender” mejor, utilizando esas capacidades y especificidades.


Según la teoría de este sistema, explica Velásquez Álvarez, dependiendo de qué sector del cerebro domine el comportamiento de la persona, se presentan cuatro grandes personalidades definidas en términos prácticos como: el guerrero, el sabio, el príncipe y el servicial.


En la enseñanza de esta disciplina se enseña a llegar a cada uno de estos tipos de personas.


Pero no es primera vez que se escucha hablar del uso del cerebro para vender, del cambio de metodologías para la mejor gerencia. Incluso a veces pareciera convertirse en una gran feria de opciones, que parecieran cambiar sólo de nombres.


Al respecto, explica Luis Alejandro Molina, docente e investigador de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario y consultor en el tema gerencial, que “lo que están buscando todas las organizaciones es la mejora total de personas, procesos y tecnología. Ciertamente en algunos casos hay variaciones de enfoque, de alcance, pero esencialmente los conceptos claves son los mismos”.


Pero hay un escollo y es la resistencia al cambio. Señala el académico: “Como vender el tema en las organizaciones representa un proceso de gestión del cambio, la gente siempre es resistente a las cosas nuevas. Entonces lo que se hace es cambiarle el nombre para mercadearlo mejor a nivel interno y que haya menos resistencia. Por ejemplo, ya no se está hablando de reingeniería de procesos, sino de rediseños de procesos. Pero en sí son mejoras continuas”.



Los asesores

No sólo hay técnicas y quienes enseñan las mismas, sino que también hay empresas cuyo negocio es asesorar a empresas o personas para mejorar todos sus procesos. Es el caso de LiSim Internacional, empresa colombiana especializada en soluciones en microfinanzas, que anualmente, desde hace siete años, realiza un evento al que invita a conferencistas nacionales y extranjeros en esta idea de buscar mejorar procesos.


Este año, como invitados internacionales estuvieron William Duggan, experto en innovación; Ridgely Goldsbotough, cofundador de Why Movement, y Simoes, del Kaizen Institute.