Mundo deportivo

Danny faces his own race in the Vuelta (tour)
Danny enfrenta su propia carrera en la Vuelta
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
14 de Agosto de 2015


El equipo de ciclismo del Valle del Cauca, Redetrans-Supergiros, ha tenido muchos sinsabores en lo que va de esta edición de la Vuelta a Colombia, pues ha sufrido inconvenientes con algunos de sus corredores.


El equipo de ciclismo del Valle del Cauca, Redetrans-Supergiros, ha tenido muchos sinsabores en lo que va de esta edición de la Vuelta a Colombia, pues ha sufrido inconvenientes con algunos de sus corredores. Sin embargo, sigue en pie de lucha por terminar de la mejor forma esta carrera.


El líder de la escuadra, el antioqueño Danny Osorio, quien llegaba a este certamen con la firme intención de tomar revancha tras la caída sufrida en la pasada edición de la Vuelta a Antioquia, no ha podido hacerlo y de nuevo, volvió a caer sobre el pavimento, esta vez iniciando la competencia.


“Me he sentido con un nivel bueno, a  pesar de sólo haber tenido un mes de preparación antes de esta competencia. Después de la caída en la Vuelta a Antioquia venía con muchas ilusiones y objetivos para entregarle al equipo, pero en la segunda etapa sufrí una caída y me lesioné el músculo y está contraído. Mis compañeros y el técnico me han dado ánimos y creo que son cosas del ciclismo que hay que pasar y lo único que toca hacer es seguir adelante”, explicó el corredor nacido en el municipio de La Estrella, Antioquia.


A pesar de sentir dolor y de no estar en las mejores condiciones físicas para dar la pelea por los primeros lugares de la general, Danny aseguró que no se rendirá y terminará  la carrera. “El apoyo de mi equipo y las ganas de seguir es lo que me han ayudado a no retirarme. Siento un dolor fuertísimo, he tratado de hacer lo mejor que puedo, porque como líder de este equipo tengo que ser referencia y apoyo para todos ellos”, expresó.


Este ciclista, de sólo 27 años, ya fue revisado por los médicos y le han dicho que su problema físico es por “una contractura muscular, que dura entre 10 y 15 días. Me han mandado a colocarme mucho hielo pero me han dicho que puedo seguir”.


Lo más importante para Danny en estos días tan difíciles ha sido “el respaldo de todos. Me piden que aguante y que siga. Creo que el ciclismo es de sufrir para después vivir la gloria”.


Buscará revancha en el Clásico


Al no poder cumplir el objetivo de pelear el título de la Vuelta, Osorio se enfoca ahora en tomar revancha en la próxima carrera grande del ciclismo colombiano, el Clásico RCN.


“Todo lo que me ha pasado son cosas de Dios. Es una racha que espero que haya terminado, porque mis expectativas son muy grandes. Tengo en mira el Clásico RCN, que es una carrera en la que siempre me va muy bien”, manifestó.


Y espera en la próxima carrera “superar lo hecho el año pasado cuando terminé tercero, este año quiero ratificarlo y voy a pelearlo con ayuda de Dios, pues será una revancha. Dios nos pone en su camino, hay que mirar en qué tenemos que mejorar y vamos a llegar con otra mentalidad y otra suerte a esta competencia”.


Su equipo en la Vuelta


Aunque no pueda pelear un puesto en el podio final de la edición número 65 de la Vuelta a Colombia, Danny Osorio tiene su concepto de la lucha que hay por el título en la general.


“Los favoritos son los que están ahí. Para mí, el favorito es Mauricio Ortega, lo conozco, he entrenado con él, sé el potencial que tiene y quiero que gané, porque somos buenos amigos y ha hecho una gran actuación en lo que llevamos de competencia”, declaró el pedalista.


Sobresalen las ganas de seguir


A pesar de las dificultades sufridas por el líder del equipo, Redetrans Supergiros también destaca la regularidad que han tenido en esta competencia los corredores  Dalivier Ospina y Diego Calderón, los mejores hombres del equipo vallecaucano en la clasificación general, aunque de este último se esperaba una mejor figuración en la montaña.


Para el mánager de esta escuadra John Jairo Montoya, el equipo no está al nivel de lo que se esperaba, pero aplaude el espíritu de lucha del grupo ante las adversidades de la carretera. 


“Hicimos un buen trabajo de preparación, con una concentración en El Retiro, Antioquia, pero la mala suerte nos ha venido acompañando y ha limitado gran parte de nuestras ilusiones. Pero este es un grupo que no tira la toalla y a pesar de todo lo que ha pasado, intentaremos seguir con la idea de dejar a Dalivier en el top 20”, apuntó el dirigente. 




Suárez celebró en Ituango

El ciclista antioqueño Juan Pablo Suárez, del equipo EPM-Tigo-UNE, se quedó con la decimoprimera etapa de la Vuelta a Colombia, tras imponerse en la considerada etapa reina de este certamen, que tuvo una llegada inédita al municipio de Ituango, Antioquia, y en la que Mauricio Ortega pudo conservar el liderato de la general.


En una jornada histórica en esta carrera, por ser la primera vez que esta competencia tiene una etapa en este municipio antioqueño, el pelotón salió compacto, con buen ritmo, pero sin muchos apuros, ya que sabían el duro recorrido de 146.7 kilómetros que les esperaban.


Sólo en el kilómetro 14, cuatro corredores decidieron soltarse del pelotón y emprender la fuga. Álvaro Duarte y Flober Peña (Néctar), Bernardo Suaza (Manzana Postobón) y Edwin Carvajal (EPM-Tigo-UNE) tomaron la iniciativa. Más adelante se les unieron cinco corredores más; sin embargo, la fuga fue controlada en el paso por la localidad de San Andrés de Cuerquia.


En el kilómetro 139, el corredor Juan Pablo Suárez apretó y emprendió en solitario los últimos kilómetros del ascenso. Tras de él partieron Óscar Sevilla, Álvaro Duarte y Robinson Chalapud, pero estos últimos fueron alcanzados por el pelotón. Suárez no aflojó, se jugó entero y cruzó la meta en solitario, marcando un tiempo 3:43:47 en medio de un torrencial aguacero que cayó al mediodía de ayer en el parque central de Ituango.


La gran novedad de la jornada fue la caída que sufrió el escolta del líder y gran favorito, Óscar Sevilla. Aproximadamente a 150 metros de la meta, el colombo-español se enredó y cayó sobre el pavimento, viendo así diezmada la oportunidad de descontarle más tiempo a Ortega para terminar perdiendo 10 segundos.


Terminada la etapa, Suárez dijo que “me siento muy feliz por el triunfo. Es una victoria importante para el equipo, me sentí muy bien en esta etapa tan dura, con un fuerte aguacero, pero me alegra haber podido responder bien”.


Por su parte, el líder aseguró: “Estoy contento por tener de nuevo la camiseta. Pude sacarle tiempo a Óscar Sevilla y eso es muy importante”. 


La penúltima etapa se disputará hoy entre el campamento de EPM y el municipio de Bello, con 152 kilómetros de recorrido.