Columnistas

Ferrocarril de Antioquia 1 Influencia del ferrocarril en el desarrollo del departamento
Autor: José Maria Bravo
14 de Agosto de 2015


La historia del ferrocarril de Antioquia está unida a la historia del departamento, y se confunde con ella en muchos aspectos de su desarrollo económico, social y cultural, del industrial y agrícola propiamente dicho, de su progreso extraordinario.

La historia del ferrocarril de Antioquia está unida a la historia del departamento, y se confunde con ella en muchos aspectos de su desarrollo económico, social y cultural, del industrial y agrícola propiamente dicho, de su progreso extraordinario.


Es la historia de la inteligencia, de la energía múltiple, del dinamismo sin límites de tantos personajes que supieron realizar esta gigantesca obra, concibiéndola en su imaginación creadora, iniciándola en una economía casi paupérrima, adelantándola con tesón y coraje; incomparable en la historia de las vías de comunicación de Colombia.


Sus líderes supieron sortear las inmensas dificultades que se presentaron de carácter técnico y financiero, para concluirla ante el júbilo de quienes en ella intervinieron, de los más escépticos, de quienes se beneficiarían posteriormente, y para sostenerla como obra que marcaba el progreso, impulsadora del desarrollo no sólo de Antioquia, sino del país.


Como empresa, contribuyó de manera directa a la estructuración económica e industrial del Departamento; se agilizaron las importaciones y exportaciones, en unión con el río Magdalena y el Ferrocarril del Atlántico hacia el mar Caribe, y comunicación directa con el sur de Colombia y el océano Pacífico.


Francisco Javier Cisneros se hacía las siguientes consideraciones, con relación a la empresa del Ferrocarril de Antioquia: “Con raras excepciones, el país produce únicamente lo que ha menester para su propio consumo, y esto durará hasta que haya un camino de hierro, que dé a la agricultura y a la industria esperanzas de remuneración y utilidad. Como prueba de ello pueden citarse las diferentes empresas que para acometer en grande escala varios cultivos, se han formado tan luego como empezaron los trabajos del actual ferrocarril, así como también los numerosos expedientes que en la Secretaría de Hacienda cursan ya sobre solicitud de terrenos baldíos”


“El maíz constituye tres cuartas partes de la producción agrícola del Estado; lo que no se extrañará sabiendo que ese grano es el alimento principal del antioqueño. El café apenas ocupa el 9º lugar en el orden de producción y en el de valores el 10º. Sin embargo, es uno de los frutos destinados a cambiar la faz del suelo antioqueño, porque hay en abundancia terrenos inmejorables para su cultivo, sobre todo en los que debe atravesar el ferrocarril, regados por numerosas caídas de agua que pueden convertirse en motores de pequeñas máquinas de reducido precio, para limpiar el grano”


“Siendo en mi concepto el cultivo del café, uno de los ramos de industria más beneficiosos para este Estado, es de esperarse que a la vuelta de algunos años, tome un desarrollo importante; pues en general todos nuestros terrenos cálidos y templados, son propios para esta planta, y producen café en abundancia y de muy buena calidad. Lo mismo que el café, han de adquirir proporciones los cultivos de muchas otras plantas”


Cisneros hace énfasis en  las vías de comunicación como fuente de desarrollo: 


“Ya he demostrado hasta la saciedad con datos irrecusables que la producción del país está incipiente y que, sólo pide fácil transporte para tomar grandes proporciones. Es evidente que el agente esencial al desarrollo social, son las vías de comunicación, que llevan a todas partes los productos de la inteligencia y también los del trabajo material. Sin vías de comunicación no puede haber progreso”


“Por medios de comunicación no debe entenderse los infernales caminos de herradura que hay en el Estado. Para que una vía de comunicación sea eficaz ha de reunir las condiciones de ser barata, rápida, segura y regular en su servicio”


El pasado nos interroga sobre la necesidad de hacer una reflexión profunda, sobre el sistema de transporte férreo en Antioquia.