Nacional

Senate questions capacity of military aircraft
Senado cuestiona capacidad de aeronaves militares
13 de Agosto de 2015


Aunque el ministro de Defensa pidió en el debate del Senado que no se creara la imagen de que la aviación militar es insegura, varios senadores argumentaron que en esta se han presentado irregularidades.


Foto: Cortesía 

El ministro de Defensa ha reiterado en varias ocasiones que ambos casos fueron accidentales.

Redacción EFE


Después de los accidentes que en las dos últimas semanas han dejado 27 integrantes de la Fuerza Pública muertos, el Senado de Colombia cuestionó ayer la capacidad técnica de las aeronaves militares del país.


“Por el bien de Colombia, que se busque y se sepa la verdad de lo ocurrido con las aeronaves”, dijo la senadora Thania Vega, del partido Centro Democrático. El tema fue planteado en un debate al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en la Comisión Segunda de la Cámara Alta, a petición de los senadores Mauricio Lizcano, del Partido de la U, e Iván Cepeda, del Polo Democrático Alternativo.


Distintas versiones


Las primeras versiones divulgadas por el Ministerio de Defensa, cuya investigación aún no ha concluido, sostienen desde entonces que la “causa más probable” es que ambos aparatos se estrellaran por


accidentes por condiciones climatológicas adversas.


Sin embargo, el senador Álvaro Uribe cuestionó la explicación oficial y apuntó que la caída del helicóptero en realidad fue un “atentado” cuya autoría no ha precisado. Estos señalamientos, sumados a las dudas de las formaciones políticas, se expresaron ayer en el Senado, donde según Lizcano se buscaba “revisar qué es lo que está sucediendo y el porqué de tantos accidentes aéreos de la Fuerza Pública”.


El ministro Villegas pidió en el debate que no se arroje la imagen de que la aviación militar es insegura, y reiteró una vez más que ambos casos fueron accidentes y que “ha habido exceso de especulación”.  Según ha explicado en varias ocasiones, el avión militar “estaba realizando labores de inteligencia” en el momento en que se precipitó a tierra, en tanto que el helicóptero participaba en un operativo contra la banda criminal clan úsuga, la mayor del país.


Cepeda, por su parte, reveló que según denuncias, se estarían presentando posibles irregularidades durante los últimos años en las certificaciones expedidas por la Jefatura de Operaciones Logísticas de la Fuerza Aérea y los procesos de contratación a través de la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana (Ciac). “Estarían emitiendo certificaciones a aeronaves que no cumplen con los requisitos de aeronavegabilidad”, dijo.


 Entre tanto, la senadora del Partido Conservador, Nidia Marcela Osorio, declaró que la aviación “no cuenta con la infraestructura requerida para atender las necesidades de seguridad nacional que el país requiere” y que “de los 21 radares con los que cuenta Colombia tan sólo cinco son militares”.



¿Qué sucedió?

La propuesta de debate responde a la polémica surgida en el país después de que el pasado 31 de julio un avión militar Casa se estrellara en una zona rural del municipio de Agustín Codazzi, en el departamento del Cesar, con once miembros de la Fuerza Aérea a bordo que fallecieron por el impacto. 


Apenas cuatro días después de este hecho, un helicóptero Black Hawk de la Policía se precipitó a tierra en la región del Urabá antioqueño, tras chocar contra una ladera, al parecer por las condiciones meteorológicas adversas, según explicaciones del Gobierno. En la colisión murieron 16 de los 18 ocupantes de la aeronave y dos sufrieron graves heridas.