Economía

“There is stability in real estate business”
“Hay estabilidad en el negocio inmobiliario”
Autor: Duván Vásquez
13 de Agosto de 2015


Esa fue la mayor conclusión ayer de Federico Estrada, gerente de la Lonja, propiedad raíz, entidad que representa al gremio del sector inmobiliario.



La oferta de vivienda usada ha disminuido un 7% en lo que va del año, según la Lonja.

Archivo

El negocio inmobiliario en el Valle de Aburrá creció 0,3 puntos porcentuales en los primeros siete meses del año en relación con el mismo periodo del 2014.


Este porcentaje es un leve aumento que deja en esta zona de Antioquia 41.776 operaciones inmobiliarias. Lo que significa que no sube mucho pero tampoco cae, lo que refleja “estabilidad” en el sector, como lo expuso ayer Federico Estrada, gerente de la Lonja, propiedad raíz, al presentar el balance del gremio en lo que va de este 2015 que evidencia una vacancia de los inmuebles comerciales menor al 5%.


Es así que las ventas y alquileres de oficinas, casas, apartamentos, bodegas, entre otros, han dejado ya $6,4 billones, presentando un incremento del 7,67% con respecto a igual lapso del año anterior.


Según el Gerente, la explicación a ese indicador -pese a que las operaciones no tuvieron mayor variación- se debe a que hay valorizaciones de los inmuebles en el área metropolitana, ya que la tendencia del año pasado fue a que esta fue en promedio del 7,33%.


Sin embargo, la Lonja estima que este año no se lograría una valorización del doble de la inflación como ha sido la tendencia en los últimos cinco años en el Valle de Aburrá, pero “sí puede ser muy similar” al IPC (Índice de Precios al Consumidor).


Por tal razón se mantiene un apetito por ingresar en este tipo de negocio, ya que “quince a 20 de cada 100 viviendas, se compran por inversión”, sostuvo Estrada.


Venta de viviendas


En un censo mensual a 87.119 viviendas usadas de 26 sectores de la ciudad, la Lonja halló que la oferta para arrendamiento disminuyó un 7% en Medellín, mientras que para la venta bajó sólo 0,54%.


De acuerdo con el gerente de la Lonja, esto lleva a pensar en que hay estabilidad porque “lo que se construye ya se vendió”. Esto es resultado de un modelo que se ha aplicado “de que sólo se comienza a construir cuando está vendido el 70%”.


A lo que corresponde por vivienda nueva, Medellín y su área metropolitana registraron 13.859 ventas, un crecimiento del 36,5% en relación con los siete primeros meses del año pasado. Además, muestra un dinamismo mayor que la de Bogotá, que antes se contrajo 0,7%.


Estos negocios fueron 6.265 de VIS (Vivienda de Interés Social), lo que representó un alza del 80,8% y 7.595 de No VIS, con un incremento del 13,3%.


Estrada proyecta que si el dinamismo inmobiliario se mantiene como viene, al final del 2015 habría unos 71.000 negocios totalizados en el Valle del Aburrá.



Participación del área metropolitana

El gremio inmobiliario destaca el gran dinamismo de venta de vivienda nueva que hay en el municipio de Bello, ya que lidera el promedio de crecimiento con un 26,7% en lo que va de este año.


Mientras Medellín, que es la que más vende, crece a un 25,6%, ubicándose en el segundo lugar, como lo presentó el gerente de la Lonja en su informe del sector, en el que también aparecen incrementos destacados como el de Sabaneta (17%) y el de Envigado (10,7%).


Según él, estos importantes ritmos de venta de vivienda nueva se deben, en gran parte, a los programas del Gobierno Nacional como el subsidio a la tasa de interés o las viviendas gratis, sumando a un mejor poder adquisitivo de los antioqueños.