Política

El efecto electoral por renuncia de Álvaro Cruz
Autor: Redacción EL MUNDO
12 de Agosto de 2015


La salida del gobernador de Cundinamarca impacta la campaña en Bogotá. ¿Por qué?


Álvaro Cruz renunció a la gobernación de Cundinamarca con el argumento de no querer afectar la gobernabilidad del departamento. Es factible. Sin embargo, su salida tendrá un efecto de consecuencias imprevisibles en la campaña electoral tanto en la de su sucesor como en la de Bogotá.


Cruz le dijo al presidente Juan Manuel Santos en su carta de renuncia que lo hacía con el objetivo de adelantar de lleno su defensa jurídica. Es natural porque el problema que carga a cuestas es enorme: tiene en su contra una acusación de la Fiscalía General de la Nación, por presuntas irregularidades en el escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá cuando él, en su condición de ingeniero civil independiente, en 2009, fue relacionado con el grupo de los primos Nule.


El ente acusador está listo para imputarle cargos ya que en diciembre de ese año habría pagado 800 millones de pesos a tres concejales de Bogotá para asegurar un contrato de mantenimiento vial por 23 mil millones de pesos para una de sus empresas. Los montos son escandalosos y, por si fuera poco, los resultados en las obras deplorables ya que éstas quedaron a medio hacer.


Su caso revive el fantasma del carrusel de la contratación que se dio durante el gobierno de Samuel Moreno Rojas del Polo Democrático Alternativo (PDA), administración en la que tuvo un papel protagónico la aspirante Clara López. ¿Podrá liberarse una de las candidatas con mayor opción de llegar al Palacio Liévano de este lastre?


El grado de dificultad es grande. Eso lo saben sus rivales quienes insisten en poner el tema sobre la mesa. Hace unos días, por ejemplo, Rafael Pardo (aspirante del Partido Liberal, La U y Movimiento Mira) reclamó más acciones judiciales frente al proceso. “La Fiscalía debe actuar porque Bogotá no puede quedarse con la sombra, con el fantasma ni con los señalamientos del carrusel, que tanta plata le robó a los bogotanos y que le robó también credibilidad a los gobiernos de la ciudad. Necesitamos pensar para adelante pero necesitamos también que la justicia actúe donde tenga que actuar”.


El carrusel de la contratación fue un hecho que se conformó desde las entrañas del PDA cuando éste era liderado en la ciudad por Moreno Rojas y su hermano Iván. Tanto el exalcalde como el exsenador están hoy en la cárcel y han recibido severas condenas por delitos comprobados. Clara López, que fue la secretaria de Gobierno del primero, ha dicho que ella es una persona decente y que los bandidos actuaron a sus espaldas. Es muy posible. Pero, ¿la ciudadanía, los electores, le creerán?


Por si fuera poco, Cruz ha dicho qué va a hacer su defensa en la que, se ha filtrado, con la disposición de colaborar. ¿Qué dirá? ¿Qué irá a revelar? Lo que sea, naturalmente, será tema que tocará la campaña. Por eso, su renuncia va más allá de una carta formal al Jefe del Estado.