Mundo deportivo

Rujano maintains hope for the podium
Rujano mantiene la ilusión del podio
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
12 de Agosto de 2015


Un total de 343 victorias ha obtenido José Rujano en su carrera deportiva, lo que ratifica por qué ha sido campeón de grandes pruebas del ciclismo mundial y lo mucho que tiene por aportarle a los jóvenes ciclistas de la fundación con la que trabaja.


Foto: Cortesía 

La experiencia, el talento y la combatividad de José Rujano hacen de él un ciclista a tener en cuenta en cualquier competencia.

El ciclista venezolano José Rujano ha corrido cantidad de veces la Vuelta a Colombia, incluso ya ha tenido la oportunidad de ganarla, pero la edición número 65 es mucho más especial, pues tiene la oportunidad de participar con su propio equipo.


Este reconocido ciclista venezolano vino a competir en esta carrera con el equipo de una fundación que lleva su nombre y está contento con lo que sus pupilos han hecho hasta el momento. 


“Mi fundación inició en 2005, cuando hice el podio en el Giro de Italia. En esta fundación hay niños desde los 12 años, tengo un grupo de diez niños en la categoría menores y una nómina de quince corredores élite y ha sido bastante complicado. Algunas empresas me han ayudado en años anteriores, hoy en día es manejada por la Gobernación de Mérida, una empresa privada y otras pequeñas empresas y alcaldías”, explicó el corredor.


Para él correr con su propio equipo significa “algo bonito, porque se siente orgullo. Cada pedalazo que das, lo das con más ganas porque es algo propio, pero hay muchas responsabilidades, porque aparte de hacer seis horas en bicicleta, me toca manejar la parte interna, enseñarle cosas a los directivos, técnicos y demás. Espero que algún día aprendan y puedan manejar todo a la perfección. Pero estoy contento porque todos me han respondido muy bien. El equipo y cada uno de los que pertenecen al grupo de trabajo me han ayudado y aportado mucho”.


Inició por Pantani


Rujano nació en Mérida en un hogar humilde y confesó haberse iniciado en el ciclismo por Marco Pantani. “Vengo de una familia muy humilde, de bajos recursos. Para iniciar me tocó trabajar y comprarme la primera bicicleta. Durante tres años estuve trabajando de 5:00 a.m. a 1:00 p.m., entrenaba de 2:00 a 5:00 p.m. y estudiaba de 6:00 a 9:00 de la noche. Hasta que decidí dedicarme a la bicicleta. Inicié en un equipo del estado de Trujillo, donde me pagaban bien y pude comprar la bicicleta. Luego en el año 2000 me fui a México donde me fue bien también y luego pasé a Europa”.


Lo que más recuerda Rujano de todos los años que lleva corriendo es el comienzo: “Me inicié por un corredor que fue mi ídolo: Marco Pantani. Era fanático del italiano, luego decidí irme a Europa a ser un buen escalador como lo era él y tuve la oportunidad de correr junto con él en algunas competencias. Lamentablemente murió y ahí fue mi inicio en el campo profesional.


Sobre su ídolo Pantani dijo que “fue compañero de mi colega Leonardo Sierra y se identificaba mucho conmigo físicamente por las orejas y mi gran expectativa siempre fue un gran escalador. En 2004 me coloqué el arete en honor a él. Además hice una donación a una fundación que dejó en su casa, para ayudar a unos niños”.


Historia en el Giro


El ciclista venezolano ya tuvo la oportunidad de haber corrido en el Giro de Italia y hacer historia para Latinoamérica al quedar tercero en la general de la competencia en 2005.


La victoria que más recuerda y que lo dejó marcado para siempre fue precisamente esa en “el Giro de Italia y también la Vuelta a Colombia en 2009. El Giro porque fui el primer latinoamericano que hizo historia en esta carrera y en la Vuelta por ser extranjero y llevarme el título y fue el segundo trampolín para volverme a ir a correr en Europa en 2011 y hacer el sexto lugar junto a Alberto Contador”, expresó Rujano.


Iniciando el 2015, José Rujano tenía la posibilidad de correr el Giro de Italia, pero finalmente no lo hizo. “Habían muchas expectativas, gané la Vuelta al Táchira que era mi objetivo este año; luego la Federación Venezolana de Ciclismo me había prometido participar con un equipo con el que tenían convenio en el país, pero al final ningún venezolano viajó a correr en Italia, a excepción de Jhonatan Monsalve. Me quedé realmente desilusionado, porque estaba preparado para ir y hacer un buen espectáculo, no se dio, bajé un poco la intensidad e hice la Vuelta a Venezuela, me preparé para ganarla y me tocó retirarme; fui a los Juegos Panamericanos, la Vuelta a México y acá estoy ahora. Espero que día a día me vaya mejor”, manifestó el nacido en Mérida, Venezuela.


Este corredor nunca ha estado de acuerdo con el tema del dopaje, de hecho lo critica y le enseña a sus dirigidos que eso no ayuda a nada. “Anteriormente se jugaban muchas cosas internas en cada equipo, algo con lo que siempre estuve pendiente porque nunca lo compartí. Les enseño a mis ciclistas que eso no sirve para nada. He tenido aproximadamente 400 controles de dopaje y nunca me ha salido nada. Espero que nunca me salga”.


Del ciclismo venezolano dijo que “está muy decaído. Me da tristeza decir que estamos entre los últimos del ciclismo en el mundo. Espero que mejore mucho”.


Lo que viene


De lo que lleva esta competencia, Rujano opinó que “ha sido una Vuelta muy positiva para mí, porque sólo vine a rodar y ya he estado entre los diez primeros de la general de una Vuelta inesperada, porque nos preparamos sólo doce días antes de venir y normalmente se debe tener mínimo tres meses de buen entrenamiento, para estar en el podio. Estoy contento con lo que ha hecho mi equipo y hay muchas aspiraciones en lo que falta de la carrera”.


Además agregó que “estoy satisfecho por lo hecho hasta ahora. Las sensaciones son muy buenas, pero soy realista. No tuve una buena preparación y eso afecta, pero si puedo subir al podio lo haré. Quedan etapas claves y la Vuelta no se gana hasta el último kilómetro del sábado. Hay candidatos muy fuertes, Sevilla, Ortega, Camacho y Josué, son cartas muy fuertes para ganarla”.



Sevilla dio un golpe de autoridad

El ciclista colombo-español Óscar Sevilla, del equipo EPM-Tigo-UNE, ratificó la intención que tiene de defender el título de la Vuelta a Colombia al imponerse ayer en la novena etapa, que se disputó entre Cartago y El Tambo (Risaralda) con 157.1 kilómetros de recorrido, en los cuales Mauricio Ortega, del Orgullo Antioqueño, conservó el liderato de la general.


El pelotón salió a buen ritmo y se mantuvo compacto hasta el kilómetro 50, en donde se dio la fuga del día con siete corredores, más adelante se sumaron otros tres para completar el grupo de diez ciclistas que protagonizaron el resto de la etapa.


Ahí estaban Weimar Roldán y Juan Pablo Rendón, del EPM-Tigo-UNE; Giovanny Báez (Ebsa),  Juan Alejandro García (GW-Shimano) y Paolo Ciavatta (D’Amico), quienes empezaron a ascender al puerto de El Tambo, donde los esperaba un premio de montaña de tercera categoría.


Cerca de la línea de meta, apretaron Báez y Roldán, pero un lote con ganas de no dejar que los fugados se quedaran con la etapa también salió por ellos y los alcanzó. Finalizando la etapa el líder Ortega se lanzó al ataque, teniendo la respuesta inmediata del actual campeón Óscar Sevilla, quien lo superó y cruzó primero la línea de meta en El Tambo con un tiempo de 3:30:12, descontando 15 segundos en la general.


Terminada la etapa el español expresó que “estoy  feliz, contento. Este es un triunfo que me da mucha moral, me da ilusión para lo que queda. Es una dosis de moral grandísima y me siento muy feliz”.


Por su parte, Mauricio Ortega manifestó: “Fue una etapa muy dura. Pensé que me iba a encontrar un poco débil por lo hecho en la contrarreloj, pero las cosas salieron bien y estoy feliz de poder volver a vestir nuevamente la camiseta de líder”.