Nacional

Santos confirma dos encuentros de De la Calle con “Timochenko”
8 de Agosto de 2015


El jefe negociador de Gobierno en ldiálogos con las Farc, Humberto de la Calle, se reunió en dos ocasiones con el máximo líder de esa guerrilla, Rodrigo Londoño, "Timochenko", reveló el presidente Juan Manuel Santos en una entrevista publicada hoy.


EFE


"Con autorización expresa mía, Humberto de la Calle se ha reunido con él (Timochenko) en dos ocasiones y también mi hermano Enrique, en un ocasión", dijo Santos en una entrevista que publica la revista Semana en el número que circula desde hoy.


El mandatario no dio detalles de esas reuniones pero se conoció que se hicieron en La Habana, por fuera de la mesa de conversaciones del Gobierno y las Farc para hablar sobre la búsqueda de la paz ya que "Timochenko" no hace parte del equipo negociador de esa guerrilla aunque tiene condición de miembro representante.


Al ser preguntado sobre si él se reuniría con el máximo jefe de las Farc en los tres años que le quedan de Gobierno para tratar asuntos relacionados con la paz, Santos respondió: "Por supuesto, si hay necesidad, lo haría".


En la entrevista con Semana, el presidente afirmó que se está "cerca" de llegar al fin de medio siglo de conflicto armado en el país y que el cese el fuego bilateral y definitivo es una posibilidad que toma fuerza.


"Al cese bilateral tenemos que llegar. Inicialmente negamos esa posibilidad, antes del acuerdo final, porque constituía un estímulo perverso para prolongar las conversaciones indefinidamente", agregó el presidente.


Sin embargo, explicó que esa situación está cambiando y si se concreta el acuerdo en el punto de justicia que se discute actualmente en Cuba, "podríamos acordar el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo".


"Su aplicación lo que haría es salvar víctimas. Nos estamos acercando al fin del conflicto", enfatizó.


Con respecto a la justicia, uno de los temas más complicados de la negociación de paz, Santos indicó que los guerrilleros deben pagar una pena "restrictiva de la libertad", que sería para los máximos responsables y no para todo el mundo "porque eso sería físicamente imposible".


Los negociadores de las Farc en La Habana han expresado siempre que no están dispuestos a pagar cárcel por los crímenes cometidos porque consideran que nadie negocia un acuerdo de paz para luego ser preso.


A una pregunta de si el modelo de justicia transicional que se aplique a las Farc también debería ser para quienes han cometido crímenes de Estado, el mandatario respondió sí.


"Para cerrar este conflicto definitivamente, todos los que han cometido crímenes de guerra deben ser juzgados y acogerse a la justicia transicional. Así es como cerramos totalmente este conflicto. De otra forma, lo dejaríamos abierto", manifestó.


En cuanto a la manera como las Farc pueden reparar a las víctimas del conflicto, el gobernante dijo que es algo que se está discutiendo porque esa guerrilla debe "asumir la responsabilidad, decir la verdad, pedir perdón como lo ha hecho el Estado" y las fórmulas económicas de compensación que se adopten "deberán incluir dinero y tierras".


Santos aclaró que el plazo de cuatro meses que dio el pasado 12 de julio para evaluar las medidas de reducción de intensidad del conflicto no constituye un plazo para concluir los diálogos sino que se trata de "un periodo razonable para hacer una evaluación sobre cuánto hemos avanzado".


Sobre la posibilidad de abrir formalmente un diálogo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (Eln), el presidente indicó que debe "guardar confidencialidad" como lo hizo en la fase exploratoria que condujo a la negociación con las Farc.


"Lo que le puedo decir es que no ha sido fácil", añadió sobre los contactos con la segunda guerrilla del país.