Mundo deportivo

The one from Boyacá won the battle in the “Valley of the Sun”
El de Boyacá ganó la batalla en el Valle del Sol
8 de Agosto de 2015


Con la etapa reina se cierra hoy la Vuelta a Burgos: 170 kilómetros de recorrido y siete puertos de montaña que culminarán con una ascensión de categoría especial a las Lagunas de Neila.


Foto: EFE 

Miguel Ángel López confirma sus dotes como escalador y corredor con gran futuro.

Redacción-EFE


Era su cita, y la cumplió. Miguel Ángel López Moreno (Astana) se convirtió en líder de la Vuelta a Burgos tras ganar ayer la cuarta etapa y arrebatarle el maillot morado a su compañero de equipo Luis León Sánchez, que acabó cediendo 32 segundos en la línea de meta.


El joven ciclista colombiano, actual campeón del Tour del Porvenir, se impuso en las últimas rampas del albergue Valle del Sol de Pineda de la Sierra en un verdadero mano a mano frente a Dani Moreno (Katusha) y a Pierre-Roger Latour (Ag2r), lo que habla muy bien de su triunfo.


La etapa, de 161 kilómetros entre Belorado y la antigua estación de esquí de Pineda de la Sierra, siguió a rajatabla el guión marcado. Apenas se habían recorrido los dos primeros kilómetros cuando se formó la escapada de la jornada, integrada inicialmente por Jon Ander Insausti (Murias), Quentin Jáuregui (AG2R), Jean-Marie Bideau (Bretagne) y Daniel Colli (Vini Fantini), a quienes posteriormente se unió el corredor del Burgos BH Ibai Salas.


El mejor clasificado de todos ellos era Jáuregui, situado a 35 segundos de Luis León Sánchez, quien el miércoles salvó el maillot morado tras una jornada loca.


Sin embargo, la presencia de Jáuregui en la escapada no pareció preocupar mucho al Astana, que manejó en todo momento el pelotón y mantuvo las distancias con la fuga sin quemar demasiadas fuerzas.


De hecho, a pesar del buen entendimiento alcanzado entre los ciclistas de cabeza, la escapada apenas superó los dos minutos y medio de ventaja respecto al grupo de los favoritos, una distancia muy manejable teniendo en cuenta la exigencia del final de la etapa, siempre picando hacia arriba en el último tercio y con un puerto de tercera categoría en la meta.


Eso sí, sería el Movistar el primero en decir basta. La escuadra telefónica tomaba el relevo del Astana a la cabeza del grupo a falta de 40 kilómetros para la meta y dinamitaba la carrera, imprimiendo un ritmo infernal al pelotón y comiendo terreno a bocados.


No debió gustar la maniobra al conjunto kazajo, que tras la presión del Movistar volvía a tomar el control del pelotón, dejando claro que la de ayer iba a ser una lucha a tumba abierta.


Vista la pelea que se estaba generando por detrás, los escapados comprendieron que su aventura no tenía visos de prosperar y eran finalmente neutralizados a falta de 18 kilómetros. Y eso que Jáuregui y Bideau intentaron hacer la guerra por su cuenta y rodaron varios minutos en solitario.


Una vez reagrupado el pelotón comenzó la batalla real, en la que Astana quiso llevar la voz cantante en todo momento, imprimiendo un ritmo fuerte y sostenido. El primero en probarlo fue Luis Mas a falta de 13 kilómetros, aunque sin mucha fortuna, al igual que la de Alexis Gougeard, que lo intentó a falta de 8.


Ambos fueron neutralizados por un Astana que ya había realizado la selección definitiva en las primeras rampas de la última ascensión, de tercera categoría y desniveles de alrededor del 6%.


Scarponi, Taaramae y López Moreno marcaban el ritmo mientras Dani Moreno se colaba entre ellos, pero finalmente sería el corredor colombiano el que se llevara la victoria al medir mejor las distancias en la última rampa y superar a Dani Moreno a menos de 100 metros de meta.


Entonces el de Pesca se vistió de líder, pero la lucha está abierta. Con cuatro hombres entre los cinco primeros de la general, el Astana parece asegurar buena parte del título, pero al acecho y a sólo segundos siguen Dani Moreno (Katusha) y el Movistar con tres corredores: Jesús Herrada, Rubén Fernández y el también colombiano Winner Anacona.


Serán entonces las míticas rampas de las Lagunas de Neila las que dicten sentencia hoy en la última jornada.