Economía

Reforma Tributaria preocupa a los gremios
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
1 de Agosto de 2015


Así lo manifestó el Comité Intergremial de Antioquia a la bancada de congresistas antioqueños, ayer en el evento ForoIN.



El representante Víctor Correa, igual que el resto de la bancada, presentó ante los empresarios sus posturas frente a la Reforma Tributaria Estructural.

Cortesía Comité Intergremial

La inminente Reforma Tributaria Estructural que el Gobierno Nacional ha anunciado que se realizará a finales de este año o principios del próximo, y para el que hay una comisión de expertos, es el tema principal en la agenda de los gremialistas de Antioquia, porque coinciden en que puede ser una solución u otra equivocación, dependiendo de lo que allí se logre.


Ese fue uno de los temas tratados ayer en el ForoIN, evento que realiza el Comité Intergremial de Antioquia, que tuvo como invitados a la bancada de congresistas de este departamento.


“Este es un ejercicio muy interesante, pocas organizaciones como el Comité Intergremial de Antioquia logran unir la bancada antioqueña, es un lujo, es un privilegio y es una verdadera oportunidad la que tenemos. Quisimos conversar con ellos sobre diferentes temas como impuestos, salud, infraestructura, logística, campo y agricultura, paz, posconflicto, seguridad y empleo, fue un diálogo bastante nutrido”, explicó Juan David Pérez Ortiz, presidente del Comité Intergremial y director ejecutivo de la Andi Antioquia.


Sobre la Reforma Tributaria, el grueso de los congresistas aseguró que esta, por las condiciones económicas actuales del país, es inminente, pero cada uno tiene una manera diferente de ver los cambios que ella podría incorporar.


Por ejemplo el senador Mauricio Lizcano, del Partido de la U, afirmó que “debe procurarse pasar los impuestos a las personas naturales y disminuir los de las empresas” porque ello permitiría que las compañías puedan invertir, producir más y generar más empleo. En ese sentido propone bajar el Impuesto sobre la Renta y gravar los dividendos. Pero también Lizcano afirmó que es necesario aumentar el IVA al 18% o quitar las exenciones de este impuesto a la canasta familiar.


Por el contrario, Víctor Correa, representante a la Cámara del Polo Democrático Alternativo, expresó que conociendo las cifras de desnutrición y de pobreza del país, “gravar la canasta básica familiar sería un crimen de lesa humanidad”, y explicó que le preocupa el aumento del IVA porque es un impuesto regresivo que se paga igual por parte de ricos y pobres. Propone mejor eliminar exenciones a las regalías de las multinacionales mineras y que el gasto público se enfoque en lo que produce el país para aumentar la productividad.


A su turno, la senadora Paola Holguín, del Centro Democrático, recordó que al aprobarse la Reforma Tributaria pasada “sabíamos que se desestimulaba la inversión y que promovía la evasión, pero al firmarla no hubo mayor oposición en el Congreso”, y advirtió que es necesaria una Reforma Tributaria de larga duración, progresiva, equitativa y redistributiva.


“Yo creo que hay un consenso general en ellos (la bancada) con relación a que no podemos seguir generando impuestos desarticuladamente y creo que tenemos en esta bancada una gran aliada para sacar adelante ese clamor que los empresarios antioqueños venimos formulando en cuanto a una verdadera Reforma Tributaria Estructural”, concluyó Pérez Ortiz.



Solicitud para el transporte

El Comité Intergremial de Antioquia solicitó a la bancada antioqueña de congresistas su apoyo para la financiación del cable al Picacho y del tranvía de la 80, por considerarlos proyectos urgentes y de alto impacto para la ciudad de Medellín.


Al respecto, los legisladores aseguraron que pondrán sus esfuerzos para que estos proyectos salgan adelante, es el caso del representante a la Cámara, Óscar Darío Pérez, del Centro Democrático, quien dijo que “esta es una justa ambición de los antioqueños”, al recordar que el metro de Medellín fue construido con un aporte del 40% de la Nación mientras que el de Bogotá lo será con el 70%, así que, desde su posición, pedirá al Gobierno la misma relación de inversión que para la capital de la República: 70% Nación y 30% Municipio.