Mundo deportivo

La Vuelta promises surprises and emotion
La Vuelta promete sorpresas y emoción
Autor: Redacción EL MUNDO
1 de Agosto de 2015


Trece etapas y 1.696,4 kilómetros es lo que tendrán que recorrer los 178 ciclistas que a partir de mañana disputarán la edición número 65 de la Vuelta a Colombia. En Bogotá iniciará la lucha por el liderato y en el Alto de Las Palmas, en Medellín.



18 equipos correrán en la edición 65 de la Vuelta Colombia. 

Federación Colombiana de Ciclismo 

La fiesta de gala del ciclismo colombiano promete desde mañana grandes emociones en las carreteras nacionales. Este trazado, que como es habitual tendrá atracción en la montaña, tiene como novedad la llegada y el paso por terrenos que se estrenarán en esta histórica competencia. 


Una de las grandes novedades será la llegada por primera vez al legendario Alto de Minas, en Antioquia, conocido de sobra por la caravana ciclística nacional pero el cual nunca había sido el punto final de una etapa.  


Pero para llegar a Minas, etapa número diez y considerada una de las reinas de esta edición, hay que recorrer duros terrenos en los que tendrán la posibilidad de destacarse tanto los escaladores como los embaladores. 


Primeras etapas


Desde la primera etapa los ciclistas se sacarán diferencias ya que el inicio de la Vuelta será con una contrarreloj individual en la capital de la República y en un terreno con pequeños repechos que sin duda, en los 24 kilómetros de recorrido, algunos  pedalistas podrían sacar pequeñas ventajas. 


Después del debut, la caravana ciclística partirá hacia Paipa y allí se tendrá el primer contacto con la escalada ya que habrá tres premios de montaña, aunque de tercera categoría y el final será en llano. Una etapa apta para embaladores. La tercera, cuarta y quinta etapa tienen un panorama muy similar a la segunda (premios de montaña y llegada en terreno plano). 


Alta montaña


El primer puerto fuera de categoría que se vivirá será en la sexta, cuando se pase por el Alto de La Línea, sin embargo, este paso se hará con más de la mitad del recorrido de la etapa por disputar por lo que no debería significar mayores contratiempos para el grupo de favoritos.


Para el reconocido entrenador de ciclismo, Raúl Mesa, actual técnico del equipo Orgullo Antioqueño, ese día será una jornada “ dura” y que sumada a la séptima etapa “no habrá mucho descanso en esos días, por lo que los escaladores no se sacarán muchas diferencias”. La etapa ocho será una contrarreloj plana y la novena, el abrebocas montañoso para el Alto de Minas.


Las etapas sorpresas


La décima terminará en el mítico ascenso antioqueño el cual se convierte en una gran novedad para todos los ciclistas. “Será bonita pero no tan importante en la general como la siguiente”, dice Mesa. La decimoprimera etapa finalizará en Ituango, Antioquia, y será inédita. Además, Mesa destaca que “la de Ituango tendrá un ascenso complicado de 20 kilómetros que no conocemos y si hace calor se dificultará más”. 


   Sin embargo, para el entrenador, quien cumplirá su participación número 53 en la Vuelta, la etapa que “definirá al campeón será la cronoescalada al Alto de Palmas”. Con la cual se completará, junto con la etapa ocho, la tercera prueba contra el cronómetro en una misma edición, algo que no sucedía por primera vez desde su creación en 1951.