Nacional

Foreign Ministry asks Venezuela for clarification
Cancillería pide aclaración a Venezuela
26 de Julio de 2015


La canciller colombiana María Ángela Holguín aseguró que con esta petición se busca que las autoridades venezolanas colaboren en la investigación para aclarar si la Guardia de ese país traspasó las fronteras y abusó de su autoridad.


Foto: Cortesía 

Las denuncias recibidas por la Defensoría hacían referencia a personas que se identificaban con las insignias de la Guardia venezolana. 

Redacción EFE


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia envió una nota al Gobierno venezolano para que le ayude a aclarar si supuestos agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) realizaron este jueves una incursión armada en territorio colombiano, informaron ayer fuentes oficiales.

“Vamos a seguir hasta tener claro lo sucedido”, aseguró la ministra Holguín en declaraciones a periodistas en Barranquilla, donde se desarrolló un Consejo de Ministros.


Los hechos a investigar se refieren a una supuesta incursión armada que presuntos agentes de la Guardia venezolana habrían realizado este jueves en una zona rural de Tibú, en el departamento colombiano de Norte de Santander.


Campesinos del lugar aseguraron que “los presuntos militares vestidos con camuflados verdes, dos de ellos ocultando sus rostros con capuchas, requisaron la vivienda de una mujer y robaron un dinero de la Junta de Acción Comunal”, explicó en su momento la Defensoría del Pueblo de Colombia.


Según las denuncias de los lugareños, los presuntos agresores “retuvieron irregularmente a un joven de 18 años, a quien previamente lanzaron al suelo y le hicieron un disparo cerca de la cabeza, así como a un hombre de 28 años”.


Además, “los hombres armados habrían interrogado a los habitantes de la casa, a quienes acusaban de guerrilleros y les preguntaban sobre la presencia de grupos criminales”.


No es el único caso


La Defensoría añadió que informaciones recogidas en ese lugar apuntan a que los responsables de la incursión “intentaron sacar del país a los dos hombres, situación que fue impedida por la comunidad”.


Ante la denuncia, el defensor  del Pueblo, Jorge Armando Otálora, pidió a la Cancillería colombiana realizar las averiguaciones necesarias a fin de determinar la veracidad de las denuncias. “No sólo ha sido en Tibú, también en Guainía donde en su momento fueron víctimas muchos indígenas”.  


Señaló además que ante los periódicos episodios de esta naturaleza, que afectan los derechos de las comunidades en la zona limítrofe, es necesario que el Gobierno, a través de los canales diplomáticos, adopte una postura firme en defensa de los colombianos y su soberanía, al tiempo que sugirió fortalecer los mecanismos de cooperación política y militar para prevenir situaciones similares.