Columnistas

Brecha del capital humano
Autor: Lázaro Tobón Vallejo
22 de Julio de 2015


“Se debe hacer un pacto de alianza público privado de largo plazo en lo social” Rafael Aubad".

www.visionadministrativa.info


“Se debe hacer un pacto de alianza público privado de largo plazo en lo social” Rafael Aubad.


La semana pasada se llevó a cabo en el  ITM el seminario internacional “Educación técnica y tecnológica: una apuesta por la inclusión y la innovación social”, en donde expertos del sector académico, gubernamental y empresarial nacional e internacional (invitados de España. Argentina y Alemania) trataron el tema en mención.


Como punto en común entre los expositores se presentó la brecha del capital humano, como factor limitante para la competitividad del país, pero, el tema no es solo una barrera de Colombia, los visitantes foráneos también lo evidenciaron en sus países, unos en mayor grado que otro. Claro está que no se puede quedar uno en ese viejo refrán “mal de muchos, consuelo de tontos.”


Otro elemento importante de concordancia consistió en que se debe dignificar al técnico y al tecnólogo como actores importantes para el desarrollo productivo del país.


Es importante resaltar que la vía del desarrollo productivo del país debe de ir de la mano con el sector académico y el productivo, bajo modelos de cooperación que permita el flujo de conocimiento en doble vía, tanto desde las instituciones de educación superior hacia el sector productivo y de este hacia las IES, que conlleve al enriquecimiento teórico práctico de ambos sectores.


Desde el Consejo Privado de Competitividad, se hizo un llamado de atención, haciendo referencia al rol que desde las regiones debe tener la educación superior en el cierre de la brecha del capital humano, mencionando la importancia de una formación que le apunte al desarrollo de los cluster, pero,  sin descuidar otros sectores que no integran las cadenas productivas.


Sobre el párrafo anterior lo “cacareó” Gilberto Echeverri Mejía y su equipo de colaboradores cuando formularon el Plan Estratégico de Antioquia, al 2020, la educación debe ser pertinente a las necesidades de las regiones, a lo que este autor se aunó en varios artículos cuando este espacio  se denominó “Columna Joven”, hace por lo menos 15 o 16 años. Hoy en día esas verdades de a puño del Planea siguen teniendo validez.


Andrés Oppenhaimer en su libro, “Basta de Historias”, en el cual hace un paralelo entre diferentes sistemas educativos del mundo, rescata que mientras en los países del orden mundial la formación en ingenierías son las preferidas para la competitividad de las naciones, en América Latina, prima la “ley del retrovisor” y existe una baja preferencia por las ingenierías. ¿Será acaso un tema de prevención por las matemáticas? Allí hay un campo de cambio de chip en algunos docentes, que en vez de enamorar por los números hacen cogerle miedo. 


El tema está sobre la mesa, las grandes transformaciones viene de la mano de la innovación,  como también se ha expresado en varios escenarios, consistente en como la innovación le aporta a la educación y esta contribuye a la innovación productiva.


Pero la alerta más relevante consiste en que el sector productivo requiere sobre todos buenos seres humanos con competencias básicas bien fundamentadas y desarrolladas.