Moda

Sunsets
Atardeceres
Autor: Carmen Vásquez
22 de Julio de 2015


stamos en época de verano, sol, calores, atardeceres brillantes, noches de luna. Una que otra gota de lluvia caerá, pero lo pronosticado es que el verano seguirá por largo rato. Es época de provocación de mar, piscinas y un poco de color tostado en la piel es el ideal.


Foto: Cortesía 

Alto de dos piezas, perfecto a favor de una silueta gordita.

Estamos en época de verano, sol, calores, atardeceres brillantes, noches de luna. Una que otra gota de lluvia caerá, pero lo pronosticado es que el verano seguirá por largo rato. Es época de provocación de mar, piscinas y un poco de color tostado en la piel es el ideal.


Aquí es donde las puertas del escaparate se abren a ver qué traje de baño tengo. No es nada fácil comprar acertadamente un traje de baño, si no conocemos elementalmente cuáles son las reglas en las que no debemos equivocarnos.


Lo primero que se quiere con un traje de baño es que sea de buena calidad y esto es pensar en el ajuste ideal, en la seguridad y confort y que nos haga lucir maravillosas, tengamos la figura que tengamos, porque el secreto está en comprar el correcto a nuestra figura. Si el tema es calidad, hoy en día las buenas marcas son confeccionadas con la novedosa fibra “Lycra Xtra Life” que ofrece el ajuste, la comodidad y larga duración.


¿Y cómo elegir un traje de baño?


Si se quiere broncear elija un dos piezas, con facilidad de quitarle las tirantas para que no le queden marcas en la piel. Si tiene busto grande, la recomendación es uno estilo halter o uno que cubra el ciento por ciento del busto y con varillas y tira gruesa. Si el busto es pequeño el modelo strapless le va bien. Para las mujeres de caderas anchas, lo recomendable es el uso de un panty con fajón que hace el efecto de recoger los gorditos. Cuando se tiene barriguita o estómago que se note, el ideal es el enterizo con control de abdomen. El torso corto o largo influye en el estilo a escoger.


El diseño de los trajes de baño de moda hoy, es la tendencia de los años cincuenta, volver al recuerdo de aquellos enterizos que hicieron historia, de aquellas dos piezas con el top que favorece a todos los bustos.


Es importante: el color a tono con nuestra piel blanca, morena o bronceada; la calidad del tejido; los adornos de hebillas o cinturones; el escote.


Importante saber que además del traje, los accesorios a lucir tanto en la playa como en la piscina, tienen su rigor.