Mundo deportivo

A Boyacense that celebrates in Antioquian lands
Un boyacense que celebra en tierras antioqueñas
Autor: Javier Ramirez
19 de Julio de 2015


Con un circuito de 110.4 kilómetros, en el municipio de Bello, termina hoy la XX edición de la Vuelta Internacional Marco Fidel Suárez.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Fernando Camargo, sin duda, es el mejor escalador en las competencias del ámbito nacional.

Era el día del todo o nada. Y los aspirantes respondieron. Fernando Camargo, un excelso escalador, se apuntó la etapa reina de la Vuelta Marco Fidel Suárez, mientras que Robinson Chalapud hizo una valerosa defensa de la camiseta de líder, con demostraciones que dejan claro que ambos están a plenitud para enfrentar en un mes el primer gran objetivo de la temporada ciclística nacional: la Vuelta a Colombia.


Eran 26 kilómetros a cronómetro entre Bello y San Pedro de los Milagros, los primeros 12 en el duro ascenso de La Chinita y los otros 14 en un terreno de columpios que se hacía interminable después del exigente primer tramo.


“Es la subida más dura que he enfrentado en toda mi carrera. De hecho, esta mañana (ayer) madrugamos a reconocer el terreno antes de la etapa y la verdad me preocupé, porque la sentí bastante difícil, en Boyacá tenemos ascensos difíciles pero no así, este de La Chinita es fuera de serie, inclusive más complicado que el de El Escobero...”, confesó al final Fernando Camargo, un boyacense que se enseñó a celebrar en las montañas antioqueñas; ganó la etapa Manizales-La Estrella de la Vuelta a Colombia 2014 y también se había impuesto en la Contrarreloj a Las Palmas en la Vuelta a Colombia 2012.


“Por fortuna, siento aprecio en esta tierra, la gente es muy cálida y admira a todos los deportistas que hacen grandes esfuerzos y yo siento que aquí me valoran, me agrada correr aquí”, dijo con voz de gratitud el nacido en Paipa, hace 37 años.


Y es que si el ascenso lo ponía en la baraja de aspirantes a la etapa, el terreno ondulado hacia la meta le restaba posibilidades y se las aumentaba a otros.


“Es que como dice por ahí un dicho, los médicos también se mueren, por eso no dejé de preocuparme, porque por muy escalador que uno sea si no se regula termina mal en esta etapa y sabía que había otros ciclistas muy fuertes, como (Óscar) Sevilla, (Juan Pablo) Suárez y el mismo (Robinson) Chalapud, por eso no podía confiarme”, relató Camargo.


El líder brilló


Pero si el boyacense respondió, el nariñense no se quedó atrás. El líder Chalapud entró segundo, a sólo 11 segundos del ganador, y no sólo mantuvo la camiseta sino que amplió la diferencia frente a su más inmediato rival en la general, que antes era Jaime Castañeda, a 13 segundos.


“Salió como la habíamos preparado, sabíamos lo exigente de la subida pero supimos emplearnos en cada terreno y gracias al buen trabajo de preparación que hemos hecho con el profe Gabriel Jaime Vélez”, consideró el líder de la prueba antioqueña.


“Esto no se acaba hasta el último instante, pero el equipo está sólido y me siento bien respaldado para quedarnos con el título”, expresó el jefe de filas del Orgullo Antioqueño.