Mundo deportivo

Parra revived experienc
Parra reverdeció la experiencia
Autor: Javier Ramirez
18 de Julio de 2015


La cuarta etapa, una CRI de 26 kilómetros, en el ascenso de Bello al municipio de San Pedro, definirá hoy el podio de la carrera bellanita, que mañana tendrá el circuito final.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Emocionante. Iván Parra alegró con su triunfo a todos los amantes de un deporte que se quiere por su dureza.

El valor de la experiencia, el empeño y la perseverancia. Un mérito que reverdece esporádicamente y que ayer renació en el temple del boyacense Iván Ramiro Parra Pinto, quien en un sensacional remate entró en solitario, con los brazos en alto, celebrando el triunfo de la apurada tercera etapa de la Vuelta Internacional Marco Fidel Suárez, que se cerró con el liderato del campeón nacional de ruta, Robinson Chalapud, y la eliminación de otros grandes favoritos.


Trabajosa jornada, de 133 kilómetros entre el municipio de Amalfi y Bello, porque no hubo un instante de tregua. El lote aceleró de salida y el frenético ritmo hizo prever la caída del entonces líder, el costarricense Juan Carlos Rojas, a quien le era imposible controlar la carrera ante los ataques masivos y los intereses del EPM-Tigo-UNE Área Metropolitana, Orgullo Antioqueño, Formesán Bogotá Humana y GW Shimano, entre otros.


Hasta que se formó un colectivo que se hizo inalcanzable. Con 17 corredores a bordo: Alexis Camacho, Luis Martínez, Iván Parra, Jaime Castañeda, Jefferson Rueda, Alan Morales, Robinson Chalapud, Daniel Balsero, Juan P. Suárez, Daniel Rozo, Roberto Jiménez, Juan F. Osorio, Camilo Gómez, Aldemar Reyes, Isaac Bolívar, Alexánder Gil, Juan David Montoya y el único costarricense Henry Raabe, la carrera se partió en dos.


El grupo de punta se empleó a fondo y la diferencia fue cada vez mayor. Ya en las goteras de Barbosa, los fugados sabían que podían definir la etapa y que el nariñense Chalapud se iba a vestir de líder.


Entonces reverdeció la ilusión de Parra para hacer recordar sus mejores momentos, aquellos que le permitieron celebrar dos etapas consecutivas en el Giro de Italia 2005, el mismo año en que se coronó campeón nacional contrarreloj. 


“Venía pensando en ese momento, ataqué cuando me sentí mejor y por fortuna las fuerzas me alcanzaron para mantener una pequeña luz sobre el grupo. ¡Qué alegría tan inmensa!”, dijo con la voz quebrada y haciendo un esfuerzo mayor para no derramar lágrimas de emoción cuando le dedicó “el triunfo a mi esposa, a mis hijos y a todos mis compañeros”.


“Tenía muchas ganas de intentar en esta carrera. Pensé que mi día bueno era ayer (el jueves), pero no fue así. Hoy (ayer) salí tranquilo y conforme pasaban los kilómetros me sentía mejor, al final le di con todas mis fuerzas y lo logré”, afirmó el boyacense de 39 años.


Detrás de Parra todo el grupo de fugados y a más de seis minutos el lote líder, con Rojas, Óscar Sevilla, Mauricio Ortega, Alejandro Ramírez, el venezolano José Rujano y demás aspirantes al trono, todos prácticamente fuera de combate para la batalla que definirá hoy el podio en el ascenso a San Pedro.


Una batalla en la que se medirán el líder Chalapud, Martínez, Suárez y Reyes por esos puestos de privilegio en el podio final de la carrera antioqueña.