Economía

Colombia, the only way is productivity
Colombia, la única vía es la productividad
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
17 de Julio de 2015


Las últimas cifras macroeconómicas dicen que hay oportunidad para el crecimiento de Estados Unidos, que Europa y Japón no terminan de hacerlo, y que China se está desacelerando.


Foto: Cortesía 

La inversión en vialidad como las concesiones 4G son una de las maneras de aumentar la productividad del país.

El único camino seguro para el futuro de Colombia es mejorar la productividad y la competitividad. Este fue el consenso de los analistas ante el difícil escenario de la economía mundial en el presente y en las décadas por venir, marcadas por unos precios bajos de las materias primas y un lento crecimiento, cuando lo hay, de los principales motores del mundo.


El diagnóstico se hizo en la discusión del informe del Banco Interamericano de Desarrollo, titulado “El laberinto. Cómo Latinoamérica y el Caribe pueden navegar la economía actual”, realizada por Andrés Fernández, del Departamento de Investigaciones del ente multilateral.


Fernández demostró con una revisión histórica cómo el ciclo actual de las materias primas, con un precio de petróleo bajo, a la mitad de lo que estaba hace menos de tres años, es el ciclo largo que le viene al mundo. Es decir, el de precios bajos no sólo para el petróleo sino para la mayoría de estos productos, como minerales y el agro.


El investigador del BID explicó que la mayor parte del crecimiento de la región en los últimos años se debió sustancialmente al aumento del empleo, y menos a la productividad. “Necesitamos crecer más, y más a punta de productividad. Para alcanzar a los países asiáticos debemos duplicarla. En términos de crecimiento a largo plazo, ese es el principal motor”.


“Toca gastarse el capital político en profundizar las reformas estructurales que le den pie a la productividad. La región no ha crecido mucho por ese lado y es momento de impulsar la infraestructura y el capital humano” agregó Fernández.


En opinión de Munir Jalil, economista jefe de la región andina para el Citibank, es necesario que el país se mire honestamente, y acepte su condición de exportador de materias primas, tanto agrícolas como mineras. Considera que tratar de imitar a los tigres asiáticos o a México en la elaboración de productos de alta tecnología es una fantasía. “Ya esa batalla la perdimos y el caso de México es único dentro de Latinoamérica. Ellos están al lado de Estados Unidos, por eso es que muchas fábricas se mudaron para allá. No es el caso de Colombia”.


“Deberíamos invertir en investigación y desarrollo del sector materias primas. Tenemos un mundo que en 20 años estará hambriento. Y en todos nuestros países la agricultura no es más del 5-6% de todo el PIB, teniendo todo el potencial para crecer más. Enfoquémonos en ellos” dejó como inquietud el economista de Citibank. 


La inversión en educación y en infraestructura como las vías 4G fue uno de los puntos considerados como positivos. Sin embargo, se señaló que es momento de revisar el gasto o inversión social y optimizarla, focalizarla mejor. Explicó el funcionario del BID que algunos subsidios no discriminan y llegan a gente que no los necesita, quienes al acostumbrarse a ellos no buscan una salida de su situación actual, pudiendo hacerlo.



La Regla Fiscal da orden

Uno de los aspectos considerado como positivos por los analistas es la existencia de la llamada Regla Fiscal, que obliga al Gobierno a ajustarse a unos preceptos macroeconómicos durante un lapso de tiempo.


Explica  Sergio Olarte, jefe de Investigaciones Macro de BTG Pactual, “la Regla Fiscal mantiene el grado de inversión y eso hace que no se vayan los capitales, es decir, la inversión extranjera directa y la inversión en portafolio. Esa regla le dice al país ‘usted se tiene que ajustar sí o sí’”, y con eso la política económica del país es vista con confiabilidad independientemente de que los precios de las materias primas estén bajos.


En el mismo sentido agrega Fernández: “Es importante que los gobiernos sigan con reglas fiscales y con independencia de sus bancos centrales, eso da señal de mercado de que hay instituciones que van a hacer frente a los problemas”.