Economía

ICTs (Information and Communication Technologies) will increase the price of housing
Las TIC encarecerán vivienda
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
16 de Julio de 2015


Hace seis meses el gremio constructor y el Ministerio de Vivienda solicitaron a la CRC evaluar el Ritel y dar un plazo para la aplicación del mismo, plazo que venció ayer.


Foto: Cortesía 

Todas las nuevas viviendas que se licencien tendrán que aplicar el Ritel.

Cortesía CRC

Una medida que originalmente quiso privilegiar la libre competencia de las empresas operadoras de telecomunicaciones domésticas se convirtió en una talanquera para los constructores.


Ayer entró en vigencia el Reglamento Técnico para las Redes Internas de Telecomunicaciones (Ritel), el cual permite a los usuarios acceder a la televisión abierta radiodifundida y escoger libremente a su operador de servicios de telecomunicaciones (internet, televisión por suscripción y telefonía) y no estar limitados a contar sólo con servicios de un único proveedor.


Esta medida contribuye a solucionar los problemas que históricamente se presentaban cuando los operadores desplegaban redes en las edificaciones y establecían contratos de exclusividad con la constructora o la copropiedad, lo cual generaba barreras de entrada a otros operadores interesados en prestar el servicio a los usuarios.


En el Ritel, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) determinó que los constructores de edificaciones tendrán la responsabilidad de diseñar, suministrar, construir, instalar y dejar habilitada la red interna de telecomunicaciones del inmueble, disponiendo de los espacios y ductos necesarios, así como de algunos elementos del cableado. Los operadores, por su parte, tendrán que cumplir con estándares y procedimientos técnicos para el despliegue de sus cables y redes en estas edificaciones.


Con el Reglamento, la CRC busca que las redes internas se estructuren apropiadamente desde su diseño, de tal manera que permitan la prestación de todos los servicios de telecomunicaciones a los usuarios, y a la vez tengan la disponibilidad para que todos los operadores puedan acceder a cada una de las viviendas u oficinas que componen la copropiedad. Esta medida se toma atendiendo lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, en su Artículo 54.


El Ritel es obligatorio para todos aquellos inmuebles que estén sometidos al régimen de propiedad horizontal, que soliciten licencia de construcción a partir de ayer. Para los inmuebles ya construidos y aquellos cuya solicitud de licencia sea anterior a esta fecha, el reglamento es de carácter voluntario.


Al respecto, Juan Manuel Wilches, director ejecutivo de la CRC, señaló que “los usuarios de nuevas edificaciones de propiedad horizontal tendrán ahora la libertad de elegir el operador de servicios que le ofrezca el plan que se ajuste a sus necesidades. Este tipo de medidas, que ha sido implementada en países como Estados Unidos, Australia, Francia y España, ayuda a la modernización de las comunicaciones de los hogares en Colombia”.



Sobrecostos

De acuerdo con los estudios realizados por la CRC, con el apoyo de la Asociación Colombiana de Ingenieros Electricistas, Mecánicos, Electrónicos y Afines (Aciem), el impacto de la medida en el costo de las Viviendas de Interés Prioritario (VIP) asciende aproximadamente a $286.000, mientras que para Viviendas de Interés Social (VIS) es del orden de $526.000.Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) uno de los principales elementos del Ritel es que exige que todas las unidades habitacionales que se construyan en el país bajo el régimen de propiedad horizontal incorporen a partir de ahora una infraestructura compleja y sobredimensionada, lo que genera un costo adicional que oscila entre $1,9 y $2,8 millones por vivienda, sin contar con el valor de las certificaciones en productos y redes, y el de los trámites adicionales con los operadores del servicio.En términos de la política de vivienda, el cumplimiento del Ritel supone un sobrecosto de $1 billón en la meta de construir 400.000 viviendas sociales en el próximo cuatrienio. En el caso de vivienda diferente a la social, necesariamente esto se verá reflejado en el precio final de la misma. Ante este nuevo panorama, la presidente ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, manifestó que “es importante que el Gobierno Nacional implemente oportunamente el análisis de impacto normativo, analice integralmente los efectos de los reglamentos técnicos sobre la vivienda y dicte acciones que no imposibiliten su construcción”.