Política

Mandate revocations were softened
Suavizan revocatorias del mandato
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
11 de Julio de 2015


Este mecanismo de participación ciudadana nunca se ha podido estrenar en Colombia desde 1996 cuando se adelantó el primero. Ahora una sola persona lo podrá promover y no a través de un comité.



En el 2017, un año después de la posesión de los mandatarios locales del periodo 2016-2019, habrá condiciones más favorables para revocar el mandato a alcaldes y gobernadores.

Los alcaldes y gobernadores que sean elegidos en los comicios de este 25 de octubre, se encontrarán a partir del primero de enero del 2016 con nuevas reglas de juego en la figura de la revocatoria del mandato.


Este mecanismo de participación ciudadana nunca ha podido ser estrenado en Colombia, pese a que en varias oportunidades han sido suavizadas sus condiciones y requisitos.


Los últimos cambios introducidos a este procedimiento con el cual pueden ser removidos los mandatarios regionales y locales, quedaron establecidos en la nueva Ley de Participación Ciudadana que fue sancionada esta semana por el presidente Juan Manuel Santos.


Esta nueva norma permite mejorar y agilizar los mecanismos democráticos con los que cuenta la ciudadanía para hacer control a sus mandatarios y cabildantes.


El fuerte revolcón y la transformación a la revocatoria del mandato comienza con que un solo ciudadano podrá ser vocero y promotor de este mecanismo, pues se eliminó la etapa de recolección de firmas para constituir el comité promotor, que era una de las razones por las cuales no lograba avanzar esta figura.


Además se disminuyeron los porcentajes requeridos para convocar los comicios de revocatoria, que bajaron del 40 al 30% del total de votos que obtuvo el mandatario elegido.


Y también variaron los porcentajes de participación en dichas elecciones. Bajaron del 50 al 40% de la votación válida registrada el día en que se eligió al mandatario cuyo mandato se intenta revocar.


Pero se mantuvo que la mitad más uno de los votos sean a favor de la revocatoria para que esta sea válida.


Las revocatorias del mandato podrán promoverse siempre y cuando hayan pasado doce meses desde la posesión del gobernante y no falte un año para que termine su respectivo periodo.


Pero la nueva Ley de Participación Ciudadana también introdujo más cambios en otros mecanismos, así:


Eliminación de firmas para los comités promotores de referendos.


Apoyos a consultas populares: se establece la consulta popular de origen ciudadano, tanto en el orden nacional como el territorial, contará con el apoyo del 5 y 10% del censo electoral.


Para fomentar la Participación Ciudadana se crearon los siguientes incentivos:


- Se establece que en todo Plan de Desarrollo debe haber medidas para promover la participación.


- Se crea un Consejo Nacional de Participación Ciudadana, y también Consejos de Participación en departamentos, distritos y municipios para que definan y den seguimiento a la política pública de participación ciudadana.


- Se hace obligatorio que en los presupuestos departamentales y municipales exista un rubro para presupuestos participativos.


- Se fortalece la obligación del Gobierno Nacional y los territoriales de rendir cuentas, como un principio del buen gobierno.


- Se crea un nuevo espacio llamado “Alianzas para la Prosperidad” para que comunidades, gobiernos y empresas minero-energéticas puedan discutir el eventual impacto ambiental y social de los proyectos.


Actual periodo


La Registraduría del Estado Civil recordó que promediando el año pasado, a los tres años de haberse realizado las elecciones de autoridades locales efectuadas el 30 de octubre de 2011, recibió desde enero de 2013 unas 38 solicitudes de revocatorias de mandato, de las cuales once llegaron hasta las urnas para que los ciudadanos decidieran si revocaban o no el mandato de su actual alcalde o gobernador y 25 de estas solicitudes no fueron aprobadas por no cumplir con los requerimientos estipulados en la Ley 134 de 1994.


Entre ellas se destacaron las tramitadas en contra de  cuatro alcaldes de ciudades capitales: Bogotá, Florencia, Santa Marta y Sincelejo, y una contra un mandatario departamental como fue el del Guaviare.


Del total de esas solicitudes tramitadas entre el 2013 y 2014, diez fueron votadas sin prosperar en las urnas, 22 no fueron aprobadas, una, la de Bogotá, cancelada y una suspendida por muerte de la mandataria local en Norcasia, Caldas.


La revocatoria de mandato es un mecanismo de participación ciudadana previsto en la Ley 134 de 1994, con el que cuentan los colombianos para ejercer el control y garantizar la eficacia en los actos del Estado.


Es un derecho político por medio del cual los ciudadanos pueden dar por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde.



Casi veinte años

Desde 1996 hasta el 2010 en Colombia se solicitaron ochenta revocatorias del mandato, de las cuales sólo llegaron a votarse 37 que nunca prosperaron.


En 1996 se votaron cinco, en 1999 fueron tres, entre el 2002 y el 2003 se votaron cinco, en el 2005 de las quince solicitadas llegaron a las urnas diez, entre el 2006 y el 2009 se requirieron cuarenta y se votaron ocho y en el 2010 fueron solicitadas cinco y se votaron tres.


Hasta el 2010, Antioquia era el departamento donde más revocatorias del mandato se lograron votar con un total de siete.


Pero teniendo en cuenta las realizadas en el actual periodo 2012-2015, sigue siendo la región donde más se ha llevado a cabo este mecanismo.


En Antioquia se han hecho revocatorias en El Peñol, Dabeiba, Peque, Támesis, Frontino, Murindó, Sonsón, Bello y Angostura, y todas han fracasado.